¿Condenados a sentirnos inseguros?

Casi 8 de cada 10 consideran que vivir en su ciudad es inseguro

¿Condenados a sentirnos inseguros?

En otras ocasiones hemos mostrado qué tan insegura se siente la población en nuestro país. Ahora les traigo esa información actualizada: con resultados a septiembre pasado sabemos que casi 8 de cada 10 consideran que vivir en su ciudad es inseguro (ENSU, 2017).

Si bien es cierto que el cambio no es muy grande respecto a la última medición que se hizo en junio, si lo comparas con el resultado de septiembre del año pasado, sí hay un crecimiento notorio de la inseguridad. También vemos que la percepción de inseguridad sigue siendo mayor en las mujeres.

Las ciudadades en donde más personas dijeron sentirse inseguras fueron: Villahermosa; Coatzacoalcos; la Región Norte de la Ciudad de México que incluye a las delegaciones Gustavo A. Madero, Iztacalco y Venustiano Carranza; Reynosa, Ecatepec y la Región Oriente de la Ciudad de México donde se ubican Iztapalapa, Milpa Alta, Tláhuac y Xochimilco.

Las ciudades cuya percepción de inseguridad es menor fueron Mérida, Puerto Vallarta, Piedras Negras, Saltillo, Durango y, no puede faltar, Campeche.

La sensación de inseguridad está influida por diversos factores. Uno de esos factores son las conductas delictivas o antisociales que cada personas ve en su entorno.

¿A qué me refiero con conductas delictivas o antisociales? Les menciono aquellas que los encuestados dicen atestiguar más: consumo de alcohol en las calles, robos o asaltos, vandalismo, venta o consumo de drogas, pandillerismo y disparos con armas.

En esta variable de conductas antisociales también se consideran conflictos con familiares, vecinos, compañeros de trabajo, autoridades, etc. En este contexto, ¿con quiénes tenemos más enfrentamientos? Los resultados revelan que casi 4 de cada 10 personas tuvieron problemas de manera directa con alguno de los grupos mencionados.

De estas personas que reconocieron haber tenido conflictos o enfrentamientos de manera directa, el 72% mencionó que fueron con los vecinos, mientras que el 33% manifestó que le sucedieron con desconocidos en la calle.

Brindar un entorno de seguridad es una de la primeras responsabilidades del gobierno. No obstante, esta es otra área donde la participación ciudadana es insustituible.