#Confidencial: Boicot en el Senado

Emilio Gamboa, coordinador de los senadores del PRI, decidió tronar la sesión que habría de determinar si se objeta el despido y se restituye a Santiago Nieto en la Fepade

#Confidencial: Boicot en el Senado

Emilio Gamboa, coordinador de los senadores del PRI, decidió tronar la sesión que habría de determinar si se objeta el despido y se restituye a Santiago Nieto en la Fepade o se respalda la decisión del encargado de despacho de la PGR, Alberto Elías Beltrán de cesarlo. Gamboa ordenó a los integrantes de su bancada y a los del PVEM no presentarse a la sesión de ayer para evitar el cuórum necesario y postergar la discusión un día más. Para la oposición, esta cancelación tiene como finalidad agotar los 10 días que tienen de plazo para objetar, por lo que temen que este jueves tampoco se logre ningún avance.

Arely Gómez, titular de la Función Pública, ya tiene listos por lo menos cinco procedimientos sancionatorios en contra de ex funcionarios de Pemex ligados a actos de corrupción de la empresa brasileña Odebrecht, comenzando por Emilio Lozoya. En la SFP nos cuentan que las sanciones comenzarán a tener efectos una vez que se caigan los amparos interpuestos por algunos de los señalados, tiempo que es aprovechado para seguir sumando elementos que comprueben sobrepagos de Pemex en contratos en las refinerías Tula 1, Tula 2 y Salamanca.

Ismael Hernández, senador priista y ex gobernador de Durango, será uno de los responsables de vigilar que el voto verde no se desvíe del PRI en las próximas elecciones de 2018. En los pasillos del tricolor nos adelantan que el legislador asumirá en los próximos días la dirigencia de la Confederación Nacional Campesina, con la encomienda de retener el voto duro de las bases campesinas para el PRI el próximo año.

Emilio Lozoya, ex director de Pemex, ya tiene lista la estrategia con la que espera ser exonerado por la Suprema Corte en caso de que sea procesado por la PGR. Nos comentan que en los últimos días se ha visto a los abogados de Lozoya recorrer los pasillos de la SCJN para promover ante los ministros argumentos que derriben las acusaciones por actos de corrupción. Nos dicen que la estrategia tiene que ver con fallas en el debido proceso, es decir, que buscan tumbar del caso de la PGR los testimonios incriminatorios, tal y como ocurrió con el caso de Florence Cassez en 2013.