Imaginando

Mejor no quiere decir con menos errores, más perfecto o más lindo, sino más completo, más pleno y sobre todo más consciente

Imaginando

Imagine y no deje de imaginar, una ciudad mejor, un país mejor, una sociedad mundial mejor, y antes que todo, un propio ser mejor. Y mejor no quiere decir con menos errores, más perfecto o más lindo, sino más completo, más pleno y sobre todo más consciente. Labre su destino con base en sus sueños, no en sus fantasías inmaduras, sino en sus imaginaciones más serias, o sea, aquellas que le dan vuelta a la llave de sus ganas de vivir, de hacer y de dejar su huella. Por sus raíces etimológicas imaginación quiere decir formar una figura mental y ponerla en acción, así que esto se convierte en un mapa o plano para alcanzar sus sueños. A través del poder de imaginar es que vamos trazando las realidades que se superponen a la actual, y es como reescribimos la historia.

No cometa el error ¡jamás! De llenar su tierra fértil de imaginación con los retratos de lo negativo que ve y escucha todos los días, porque entonces estará desperdiciando una página en blanco para escribir el mismo texto. Si observa con atención, cuando un problema le aqueja, es en lo primero que piensa al despertar, y normalmente recurre a la situación una y otra vez como una cansada lavadora de pensamientos, pero esto normalmente no resuelve nada hasta que encima de ese cuadro se dibuja un nuevo escenario con el poder de la imaginación. Buscar soluciones y acciones que desatoren una situación son, de hecho, formas de imaginar, o en otras palabras, crear una realidad mejorada para irla esculpiendo sobre lo que quiere usted cambiar. Una de las mejores cosas de imaginar es que la fuente de ideas viene de la intuición, es decir, del canal más directo con la fuente creativa de todo lo que existe; en cambio cuando no se imagina, se está recordando, y repasando lo ya vivido, por lo tanto creando más de lo mismo. ¿Se da cuenta de este gran poder?

Muchas de las veces las cosas no se presentan igual porque así toca, porque así lo quiere Dios o porque es su karma, sino porque la herramienta de la imaginación está taponeada con información basura que viene del inconsciente o de la saturación negativa de la memoria RAM de su mente. Si al principio le cuesta retomar esta capacidad haga un paso forzado e impóngase imaginar cosas que le parezcan locas, porque eso obligará a que el mastique de ideas preconcebidas sobre lo maligno de la realidad vaya deshaciéndose. Poco a poco deje que sea su voz intuitiva la que dicte el compás de su imaginación, y verá cómo lo que imagina se vuelve coherente con lo que usted verdaderamente es y con lo que quiere lograr y experimentar: con su esencia. Intente dosificar y principalmente discernir el tipo de noticias, programas y lecturas que introduce a su sistema, porque así como la salud del cuerpo físico se sostiene con buena alimentación, la de su cuerpo mental también, y necesita tener espacio libre para imaginar con sanidad los siguientes cuadros de la película. El Universo siempre apoyará lo que usted imagine con devoción, y la materia de sus creaciones sólo tiene dos alternativas: o crea desde el flujo creativo de la vida, o desde lo ya procesado y programado para ser pan con lo mismo, usted y yo tomamos la decisión.