Instrucciones para lustrar al mundo

Para ser leídas con: Sympathique, de Pink Martini

Instrucciones para lustrar al mundo

Paso 1. Primero lo primero

Si quiere cambiar al mundo, sea para destruirlo (en caso de que tenga un muy mal pelo, piel naranja y un sentido común inverso), o sea para pulirlo, debe tener en cuenta que primero debe cambiar usted. El cambio podría resumirse a lo largo de 52 columnas como esta, pero básicamente se trata de hacer consciente su idea de identidad individual y desnudarla: comprender que domina su noción de importancia personal y por ello, su visión del mundo.

Paso 2. ¿Cuándo fue la última vez que hizo algo por primera vez?

Haga de su vida un catálogo de asombros. Permita que lo posea el demonio de la curiosidad y abra un diario en el que deje testimonio de todo aquello por lo que -sin pisar un tercero- supo lo que era genuinamente estar con vida.

Paso 3. Permita que las palabras lo seduzcan

La palabra es fuente de intención para la otredad (y aún así, tampoco tiene identidad absoluta). Pruebe a (d)escribir lo que siente, lo que quiere, lo que hizo en un día, no a modo de trofeo, sino de testimonio consciente. Use una pluma como plataforma de lanzamiento hacia el empoderamiento de levantar la mano y saber para qué está consciente y aquí.

Paso 4. Reconozca la naturaleza de la realidad

La rigidez de pensamiento no puede ser producto de otra cosa, más que del aferramiento a la idea que usted tiene de sí mismo (Sr. Director, Madre de Familia, Campeón en Pokémon GO o en su club de costura), de un pensamiento burdo, cortoplacista y centrado exclusivamente en usted. Pero la realidad carece de realidad objetiva y la mente está atada por las experiencias. Así que evite vivir a merced de sus hábitos y encuentre la posibilidad de romper con sus hábitos y saber que hay otro usted en usted.

Paso 5. Supervise su comportamiento

En el instante en el que el esfuerzo de vida se ha centrado en un hábito de autoconocimiento y autorregulación, podrá traer conciencia a sus emociones y observar su duración, intensidad y recurrencia. Tenga claridad al respecto de su mundo emocional y valide cuáles de las emociones que experimenta están basadas en la confusión. Entonces decida no ser peón de sus emociones y comprender que usted es mucho más que eso.

Paso 6. Bájele a la importancia personal

Cultive las cualidades para generar un verdadero bienestar, dado que la mayoría queremos “ser felices” como fin de vida. Pregúntese que diablos significa eso y actúe. Ahora cuestiónese “¿Cuál es el costo de una vida distraída?” Piense que todo lo que experimenta es su mente. Y aproveche para estar vivo, ahora que puede. El senado o el titular de la oficina de su preferencia podrían revocarle tal derecho en cualquier momento.