Dame una palanca y un punto de apoyo y moveré al mundo

Es muy probable que estés familiarizado con la connotación negativa que se asocia a los riesgos que conlleva el apalancamiento, o incluso hayas escuchado hablar de los beneficios, y vaya que los hay

Dame una palanca y un punto de apoyo y moveré al mundo

Seguramente con anterioridad has escuchado el término apalancamiento y te preguntes a qué se refiere en el mundo de las finanzas.

También es muy probable que estés familiarizado con la connotación negativa que se asocia a los riesgos que conlleva el apalancamiento, o incluso hayas escuchado hablar de los beneficios, y vaya que los hay.

Empecemos por el principio, apalancamiento se refiere al uso de deuda con la finalidad de maximizar resultados o retornos.
Pensemos en el balance general de una empresa, del lado izquierdo se encuentran los Activos, y del lado derecho los Pasivos y el Capital. Visto de otra manera del lado izquierdo “Lo que tenemos” y del lado derecho “cómo lo obtuvimos” o “a quién se lo debemos”.

Debemos mantener en mente que por construcción la suma de activos debe ser igual a la suma de los pasivos y capital.

¿Qué ventaja nos trae entonces el apalancamiento?

Que con poco capital podemos tener una mayor cantidad de activos, productivos preferentemente.

¿Qué características tiene el pasivo?

Tenemos la obligación de pagar un monto (principal) más un interés (tasa) en un tiempo determinado (plazo).
Si el retorno que obtengamos sobre los activos es superior al premio que nos solicita la deuda, habremos maximizado nuestros retornos.

Entiéndase si la operación de los activos nos puede dar un retorno de 15% anual, y el interés que pagamos sobre la deuda es de 10% estamos obteniendo 5 centavos por cada peso de deuda, más 15 centavos por cada peso de capital. Los retornos al capital (ROE) se incrementan a la vez que la participación de la deuda aumenta manera a diferentes niveles de apalancamiento. Una estructura 50/50 da un ROE de 20 por ciento, si la palanca es 2.0x veces lo eleva a 25 por ciento, 4.0x a 35% y 9.0x llega a un 60%.

Ahora, pareciera una gran idea usar el apalancamiento como herramienta para potencializar los retornos de una empresa.

What could possibly go wrong?

Pues bueno, sabemos que los activos de una empresa pueden estar sujetos a cambios en su valuación ¿qué pasa si se cae un edificio, se determinan cuentas por cobrar como incobrables o simplemente nuestro inventario se vuelve obsoleto?

Nuestros acreedores son indiferentes a estos aspectos, si les debemos 100 pesos, exigirán 100 pesos. Por lo tanto, estos efectos contrarios se deberán ver reflejados en nuestro capital. ¿Cuál es la sensibilidad que se tiene dependiendo del apalancamiento?
Un ajuste de 10 por ciento en el valor de los activos de una empresa eliminaría el capital si se tiene un apalancamiento superior a 9 veces (estructura es 90/10), es decir está muy expuesta a fluctuaciones en precios.

¿Cómo puede aplicar esto a la vida diaria?

Supongamos que adquirimos una hipoteca y pusimos 20% de enganche (capital) y lo demás lo debemos (pasivo), esto es un apalancamiento de 4.0x, ¿qué minusvalía de mercado en el valor de la casa impactaría o borraría nuestro capital? Tras hacer unos números podemos ver que una caída de 20%. Si bien esto lo podemos catalogar de probable, más no imposible, hace 10 años los precios de las viviendas en EUA vieron ajustes de hasta 40%, y hubo gente que adquirió viviendas con menos de 5% de enganche.

Ahora bien, existieron instituciones financieras que por naturaleza cuentan con estructuras de capital altamente apalancadas (superiores a 10 veces) que además participaron adquiriendo instrumentos (bonos) respaldados por estas hipotecas (cuentas por cobrar), lo que se tradujo en una receta que detonó.

En la arena bursátil existen inversionistas que utilizan el apalancamiento para maximizar retornos, como en mercados cambiarios o de derivados. Hoy en día se cuentan con controles para controlar pérdidas exorbitantes, aunque en su mayoría consisten en limitar a que la pérdida no supere el capital aportado. Es decir, puede que la máxima pérdida sea el total de tu capital, más no que acabes debiendo.

En conclusión, el apalancamiento es una herramienta, que usada de manera adecuada puede ayudar a maximizar retornos, aunque puede incrementar de forma importante el riesgo, si no se maneja de forma apropiada. Utilizada de forma responsable, ha mostrado ser una herramienta de gran utilidad… y mover al mundo.