El desastre educativo en México

Nuestro país ocupa el lugar número 53 de 177 países en el índice de desarrollo humano

El desastre educativo en México

¿En qué andan ocupadas las autoridades de los tres poderes y de los tres niveles de gobierno, que sea más importante que la Educación?, ¿qué rubro, área o programa de gobierno pudiera ser más prioritaria que tener un sistema educativo fortalecido, eficiente y adecuado para el desarrollo del país?

Propuestas de Reformas Educativas van y vienen, incluso no se pueden desacreditar en su totalidad, pero si nos vamos a los números, a las estadísticas, éstas nos ubican en una realidad vergonzosa, al escupirnos en la cara que nuestro país ocupa el lugar número 53 de 177 países en el índice de desarrollo humano, pero además si se toma en cuenta que el 20 % de nuestra población se encuentra en el lugar 108, nos da un diagnóstico escalofriante, ya que esto es comparable con los países más pobres de Asia o África.

Es cierto que no se puede analizar la Educación en nuestro país con posturas extremas, ni todo es blanco, ni todo es negro, sin embargo, si la corrupción, el desvío de recursos y las políticas públicas erróneas por parte de la autoridad, las sumamos a las presiones sindicales, la voracidad de algunos líderes y el beneficio de unos cuantos, el resultado no puede ser más que un desastre de afectaciones mayúsculas, donde el personaje medular, el que debería ser los protagonistas principales de este “thriller educativo”, quedan prácticamente relegados, y ellos son el alumno, el escolapio, nuestros niños y jóvenes.

Unas preguntas muy simples; si estamos en serios problemas financieros, por ejemplo en Michoacán, Oaxaca y Chiapas, ¿de dónde salen los recursos para los Sindicatos de la CNTE y el SNTE?, ¿quiénes los autorizan?, ¿serán transparentados esos recursos gubernamentales, al ser los sindicatos ´Sujetos Obligados´, dada la Ley de Transparencia?

Actualmente el Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación anunció un nuevo programa para revisar el estado del sistema de enseñanza de cada entidad, a fin de ser una referencia para el inicio y el final de las gestiones estatales, indicó Eduardo Backhoff Escudero, consejero presidente; pero, ¿cuánto costará este programa?, ¿de dónde saldrá el dinero?, ¿quiénes lo evaluarán y fiscalizarán? –la burra no era arisca-

Si retomamos el inicio de esta columna, hay que reconocer tristemente que todas las decisiones medulares de los funcionarios y la clase política, obedecen al reloj electoral; les da terror el ´pagar el costo político´; eso significa que las elecciones del 1 de julio del 2018, es lo que actualmente tienen como prioridad, es por lo que lucharán, es lo que les moverá y es lo que realmente les importa en este momento. Y es que va en juego la Presidencia de México, el Senado, la Cámara de diputados, así como elecciones locales a lo largo y ancho de la geografía mexicana.

La Secretaría de Educación en profunda fiscalización

Aterricemos en Michoacán; para tener un claro ejemplo en esta entidad el Presupuesto de Egresos del 2017, fue de aproximadamente 62 mil millones de pesos, una tercera parte se le destinó a la Secretaría de Educación, la cual es la dependencia a la que se le otorgan mayores recursos y aún así los titulares en turno argumentan que para esa área, no hay presupuesto que alcance. La verdad es que esta dependencia ha sido un pozo sin fondo desde hace décadas.

De acuerdo a documentos de la Auditoría Superior de Michoacán, la Secretaría de Educación de la Entidad está siendo fiscalizada a fondo en su ejercicio fiscal 2015. Por esta razón y con fechas 9 y 10 de noviembre de 2016, se notificó mediante instructivo a los funcionarios, Alberto Frutis Solís, ex Secretario de Educación; Armando Sepúlveda López, Secretario de Educación por el periodo del 1 de enero al 30 de septiembre de 2015 y a Silvia Ma. Concepción Figueroa Zamudio, Secretaria de Educación por el periodo del 1 de octubre al 31 de diciembre de 2015, la Orden de Fiscalización contenida en el oficio número ASM/3539/2016 de fecha 9 de noviembre de 2016, con la cual se da a conocer que el día 18 de noviembre de ese mismo año, se arrancaron los trabajos de Fiscalización Especial a la Gestión Financiera correspondiente al ejercicio fiscal 2015.

El presupuesto inicial a la SEE en el 2015 fue de $19,395,654,243.00, más ampliaciones de $3,295,110,283.00, arroja un presupuesto modificado de $22,690,764,526.00; sin embargo en la Cuenta Pública, se observa que se ejerció un presupuesto de $24,514,480,399.00 pesos, lo que demuestra que la Secretaría de Educación en el Estado, cuenta con un sobrejercido al 31 de diciembre de 2015, por la cantidad de 1 mil 823 millones 715 mil 873 pesos. ¿De dónde salió ese recurso y a dónde se destinó? Esperemos que nos expliquen con peras y manzanas, aunque este sea un pequeñísimo ejemplo de lo que ha sucedido en esa secretaría por décadas enteras.

Ojala que la transparencia y rendición de cuentas, hayan llegado para quedarse y no como un bonito discurso…

¿La pregunta de hoy… ¿qué Festival Internacional de Morelia, se ha convertido en un jugoso negocio para unos pocos, que piden apoyo a todo mundo y aparte cobran hasta la risa a los asistentes?, entérate en la próxima entrega.