#EfectoPositivo

#EfectoPositivo

Gracias a todos los que han contribuido a la realización de este mi tercer libro, que gracias a Dios tengo el privilegio de escribir para que a través de uno de los mejores hábitos para el ser humano: la lectura, pueda compartirles algo de lo que me ha servido en la vida para para disfrutar de la experiencia de tener un cuerpo, una mente, y una esencia, que vaya que no es una tarea fácil.

De ninguna manera he querido evangelizar o convencer a nadie con lo que escribo o con lo que digo, es más, ¡siempre les pido que no me crean! Que mejor lo vivan por sí mismas y mismos y sepan sobre su propia experiencia. Sin embargo sí es muy importante para mí hacer extensivas, a ustedes mi amado público, aquellas enseñanzas, conocimientos y prácticas que han hecho que los momentos más complicados y oscuros de mi vida los haya podido pasar de una manera más llevadera o ligera.

No podemos evitar tener problemas, pérdidas y momentos muy complicados; de hecho parece ser que es justo lo que vinimos a aprender a esta mundanalidad, pero lo interesante es saber en qué canal de conciencia o con qué actitud vamos experimentando cada fase, así sea una pésima, regular, buenísima o placentera.

Tal vez sea una naturaleza humana, o tal vez un virus en nuestro software, el caso es que tendemos a ser mucho más negativos, y a darle más fuerza a todo lo malo, al lado feo de la gente, al mal sabor de una experiencia, a los errores y defectos de los demás, a la crítica destructiva, a los chismes, y de esta manera, a negarnos primero que a nadie a nosotros/as mismos/as disfrutar de lo benigno que tenemos.

Desafortunadamente el estadio actual de las cosas parece apuntar a las personas de buena voluntad como los tontos o los perdedores, y a los que aventajan, agandallan, rompen acuerdos, pisan su palabra, son hipócritas, falsos, se ocultan tras su discurso, roban, se aprovechan, transgreden y gustan de lo que se obtiene fácil, como los listos, astutos, jefes, o modelos a seguir; pero el que las cosas estén así de ninguna manera quiere decir que sea lo que más nos conviene, simplemente en términos de supervivencia.

#EfectoPositivo no es una invitación a negar la realidad o ponerse una venda en los ojos, ¡no!, todo lo contrario: es una de tantas maneras de sugerir que debemos vivir la vida al máximo con todo lo que traiga, brindándonos lo mejor a cada instante para cada uno y para todo el colectivo. A través de las páginas de #EfectoPositivo he querido concentrar algunos pasos o hábitos que he comprobado en mí mismo y que me han hecho ver las cosas desde una perspectiva más amplia, o al menos no tan sufrida pero sí aleccionadora.

Todo lo que está en nuestra existencia trae una enseñanza profunda, y todo es por y para algo, por más quemado que pueda sonar, y también, el valor de la vida de cada uno de los seres que habitamos este tiempo/espacio tiene una importantísima razón de ser, aunque a veces nos parezca tan insignificante.

Por eso y muchas otras cosas es que dedico mi libro a cada uno de mis radioescuchas, de mis lectores, y de las personas que son, como siempre digo, el mejor público que alguien pueda desear. Infinitas gracias como siempre y les invito este 11 de noviembre en la Feria Internacional del Libro Infantil y Juvenil a las 11:00 hrs. y el 29 de noviembre a las 19:30 hrs. en la FIL de Guadalajara para charlar sobre el #EfectoPositivo y poderlos escuchar. ¡Les espero!