Sana Sana Colita de Rana

El mes de noviembre tiene muchos festejos, aparte de nuestro Día de Muertos, se festeja el día de la dislexia y hasta el del WC en Japón

Sana Sana Colita de Rana

El mes de noviembre tiene muchos festejos, aparte de nuestro Día de Muertos, se festeja el día de la dislexia y hasta el del WC en Japón. Pero decidimos mejor rendirle homenaje a los galenos (también en su festejo)que aunque a últimas fechas tienen muy mala fama, la verdad es que les debemos la vida

Estudiar medicina es como un noviciado. Los estudiantes pierden la vida familiar y social. La mayoría terminan entrándole al café o al cigarrito. Si no hay pasión y soporte monetario amén de quien le arrope lavándole y cosiéndole la ropita, le tenga lista la camita pa jetearse las pocas horas que le queden, etcétera… será difícil de estudiar. Esta labor ha sido tan prestigiosa y respetada mundialmente, que valía la pena cualquier desvelo. Peeeeeero, al igual que ser profesor(a), la otra profesión respetadísima por tradición, como esta última… también va en declive. Cada día que pasa confiamos menos en los galenos, nunca más que hoy podría quedarles el título de “matasanos”.

Cuando se ven rebasados por 60 consultas diarias en algún servicio médico del Estado sólo nos fijamos en el maltrato o falta de interés en nuestro caso, por ello acudimos a terapeutas alternativos que “tal vez no nos curen pero por lo menos nos escuchan”. Muchos de los doctores egresados no encuentran chamba de lo que estudiaron y a menos que se avienten otra década de estudios especializados o cuenten con un abultado seguro de estudios que les permita poner un consultorio en algún hospital popof (que les exija una decena de hospitalizaciones mensuales a cambio del prestigioso nombre), la verdad es que la tienen muy difícil. Entonces por qué sigue siendo una de las carreras más saturadas. Tal vez sea la sensación de saber que le salvó la vida a alguien. Si tan sólo pudiéramos escaparnos del fatal consumismo y la necesidad creada de poder trabajar de lunes a jueves, para el viernes irnos a jugar golf, tal vez este placer seguiría siendo el único que rondara en las mentes de cualquier titulado universitario, para cumplirlo, incluso, en las zonas más paupérrimas del país. Mi querido y admirado doctor Campusano (quien hace ya unos años pasó a mejor vida), me narraba haber atendido más de mil partos en las condiciones más extremas. Incluso alguna vez tuvo que cortar un cordón umbilical con los dientes, así como si de una película de Indiana Jones o serie de McGyver se tratara. Pero vámonos a los orígenes, por qué se habla del “juramento de Hipócrates”.

Éste fue el padre de la Medicina. Logró revolucionar esta ciencia allá en la antigua Grecia al separarla de la Filosofía y la Teúrgica (pa que se ahorren la visita a Wiki, ésta es la “práctica mágico-religiosa que consiste en la invocación de poderes ultraterrenos, ángeles o dioses”). Hipo, pa los cuates, nació en el 460 a. C. y murió en el año 380 a.C. se conserva su obra llamada Corpus Hipocraticum. Lo curioso es que habla más bien de cómo debe de ser la vida de un médico, de su ética y de las diferentes especialidades como la Ginecología, Patología, Dietética o la Fisiología. Otro grande en esta área fue el doctor Alexander Fleming, el descubridor de la Penicilina. Aunque esto último está en entredicho, ya que hay quienes aseguran que nuestros ancestros, antes de la llegada de los españoles, ya lo utilizaban de forma muy primitiva al dejar que las tortillas húmedas produjeran ese moho precursor de la penicilina para luego comerlo y aplicarlo en las heridas. Fleming tardó 12 años en producir en masa y comercializar, como debe de ser, su antibiótico. Como sacarte la lotería y no poder cobrar el cheque. El Dr. Rene Laennec fue el inventor del estetoscopio. Eso largo que le cuelga al médico y que prácticamente lo identifica. Dicen que “debió de ser un estudiante brillante porque en seguida pasó a estar bajo la tutela de Jean Nicolas Corvisart, el médico personal de Napoleón”.Y qué tal el polémico Sigmund Freud , llamado el padre del Psicoanálisis. “Ya que revolucionó los métodos psicológicos de la época victoriana con conceptos como el complejo de Edipo y la sexualidad infantil”. Sí, porque hasta los bebés sienten rico cuando se tocan ahí. Otro picudazo fue William Harvey quien descubrió el mecanismo de la circulación sanguínea. Además fundó la Fisiología y la Embriología modernas. “Harvey calculó que la sangre que bombea al corazón en una hora, equivale a tres veces el peso de la persona”. Y en México, los médicos también hacen historia: como Fernando Quiroz Gutiérrez, autor del tratado de Anatomía Humana; Leopoldo Río de la Loza Guillén, recordado por ser el primer mexicano en obtener oxígeno y nitrógeno, entre otros elementos de origen natural, en laboratorio y haber tenido notable participación en la epidemia de cólera de 1933; o José María Vértiz y Delgado, primer oftalmólogo en operar cataratas.

LO QUE CALIENTA

¡¡¡Los de miedo!!!

1. Francis Willis quien en el siglo XVIII creía que “la única manera de curar a los pacientes mentales era a través de la restricción y de los golpes, la idea era someter a los pacientes. Francis Willis legitimó este tratamiento al ‘curar’ al rey Jorge III de la locura a través de la tortura y el uso de camisas de fuerza. Se abrieron sanatorios imitando dicho procedimiento, promocionando incluso métodos más brutales, convirtiéndose en un negocio en auge”. Ay nanita.

2. Guy-Crescent Fagon, Luis XIV de Francia pasó todo su reinado convirtiendo a Francia en la potencia europea dominante, pero pasó sus últimos años como borracho, dando tumbos por Versalles, después de que Fagon lo pusiera en una dieta de vino para curar un pie gangrenado (que obviamente no funcionó). Fagon luego eliminó a la mayoría de los herederos de Luis XIV, en un intento de curar un brote de sarampión a través de sangrados y vómitos forzados. Luis XV, un bebé para el momento, sobrevivió sólo porque su enfermera se negó a entregarlo a Fagon.

LO CHIDO

Hoy en día estos son 3 médicos que están haciendo historia nuevamente

1. Rubén Argüero Sánchez, mexicano egresado de la Facultad de Medicina de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), reconocido por haber realizado el primer trasplante de corazón en el país y por ser pionero, a nivel mundial, en el implante de células cardiacas.

2. Ignacio Madrazo Navarro, neurocirujano mexicano, académico e investigador reconocido mundialmente por realizar el primer trasplante experimental de células nerviosas tomadas de un embrión humano. También “es notable al instalar un quirófano móvil para atender a la población indígena de Chiapas durante los levantamientos del Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN) de 1994”.

3. Mauro Loyo Varela. Estudió medicina en la Universidad Veracruzana y fue el primer latinoamericano en obtener el Premio Scoville de la Federación Mundial de Sociedades de Neurocirugía por el diseño y creación de 53 instrumentos quirúrgicos; acuñar el término instrumentos maleables; y desarrollar tres técnicas quirúrgicas originales en neurocirugía.
PARA PENSARLE

Los errores médicos siempre han existido. Imagínense que el Dr. Brinkley implantaba testículos de chivo a hombres que se quejaban de su líbido, práctica que evidentemente no funcionaba, pero la gente rara vez denunciaba a Brinkley, porque él decía que “sólo funcionaba en los hombres inteligentes”. Edward Bodkin fue arrestado en 1999 por realizar cinco castraciones sin tener licencia. De hecho, las disfrutaba y anunciaba sus servicios de castrador en revistas de fetichismo, con la condición de que les permitieran vender videos del proceso. Mantuvo sus “trofeos” en tarros al lado de su nevera.

Cuando el fiscal le preguntó por un motivo, él respondió: “No me puedo sentar aquí como un ser humano razonable y darle una respuesta inteligente para eso”. Nancy Andrews de Commack, en Nueva York, tuvo una fertilización in vitro. Cuando nació su bebé descubrió que su piel era un tanto más oscura de lo que esperaba. Resulta que los médicos se equivocaron y utilizaron el esperma de otra persona que no era su pareja. Jessica Santillán, de 17 años, murió dos semanas después de recibir un trasplante de corazón y pulmón. Resulta que los médicos se equivocaron de órganos y le dieron unos que no eran del mismo tipo de sangre. Benjamin Houghton, veterano de guerra de 47 años, se sometió a una cirugía para que le removieran el testículo izquierdo por riesgos de cáncer. Los cirujanos se equivocaron y le quitaron el testículo derecho. Después de largos meses de recuperación, descubrió que los doctores le habían dejado un retractor de metal de 30 cm de largo.

Ipads

Patrick Soon Shiong es el médico más rico del mundo, según Forbes, gracias a sus productos y tratamientos anticancerígenos. Su fortuna se calcula en 13 mil 500 mdd, o sea unas 16 875 mil iPads.