El gobierno que viene

El Frente Ciudadano busca replantear y reencauzar las políticas de gasto público para que se gaste menos, mejor y de manera más racional, prestando servicios de mejor calidad y más oportunos

El gobierno que viene

México vive un momento histórico que bien podría significar un parteaguas en la vida democrática nacional y en la historia del país mismo. Por primera vez los mexicanos disponen de una valiosísima herramienta para tomar decisiones el 1 de julio de 2018.

El lunes pasado, en el aniversario 107 de la Revolución Mexicana se presentó un documento que podría significar una moderna y pacífica revolución nacional. El Frente Ciudadano por México presentó y registró ante el árbitro electoral su plataforma electoral, que no es sino su plan de gobierno para 2018-2022.

En esta plataforma electoral, que sustenta y da vida al anhelado Frente Ciudadano por México, se enlistan una serie de mecanismos legales que dotarán de mayor gobernabilidad al país.

Se enlistan lo mismo propuestas de ley, que reformas constitucionales e innumerables proyectos de política pública. Todos ellos ambiciosos y de largo alcance que buscan transformar a nuestro país. Porque además plantea por primera vez en la historia mexicana un verdadero gobierno de coalición, sin maquillajes, ni medias tintas.

Por ejemplo, el apartado que tiene que ver con participación ciudadana propone fomentar precisamente que esta participación sea elemento fundamental en la toma de decisiones del gobierno, es decir, realmente le da voz y voto a la ciudadanía.

Además de plantear forzosamente la rendición de cuentas a través de mecanismos como el plebiscito, referéndum y revocación de mandato. Nada en lo oscurito, nada de corrupción, nada que se parezca a las malas prácticas y al lastre de este gobierno.

En materia de política de austeridad, el FCM busca replantear y reencauzar las políticas de gasto público para que se gaste menos, mejor y de manera más racional, prestando servicios de mejor calidad y más oportunos. Todo esto para que se impulsen y promuevan el crecimiento económico equilibrado y el desarrollo social.

En materia de combate a la corrupción, el FCM propone eliminar el fuero constitucional en todas las esferas de gobierno y, lo que es más importante, reformar el segundo párrafo del artículo 108 constitucional para que durante el tiempo de su encargo, quien ejerza la Presidencia de la República pueda ser acusado y enjuiciado por delitos de corrupción y los considerados no graves del orden común y federal. Por fin se acabará la impunidad en la alta burocracia. Por fin.

El FCM plantea, además, fortalecer a la Auditoría Superior de la Federación, dotándola de autonomía plena, es decir, que ya no sea un órgano integrado a la Cámara de Diputado e integrarla de personal profesional y con solvencia moral.

Uno de los aspectos más relevantes que propone el FCM es la inhabilitación de funcionarios públicos, es decir, instituir la "muerte civil" a servidores públicos y empresas privadas que hayan sido condenadas por actos de corrupción, lo que. No significa otra cosa que inhabilitarlos para desempeñar cargos públicos o para participar en la contratación de compras y de obras gubernamentales. Ya no más Duartes, ni Borges, ni Yarringtons, no Moreiras.

Este sexenio ha estado marcado por los actos de corrupción y por enriquecer a los amigos del gobierno. Para evitar estas actividades ilícitas, el Frente Ciudadano por México busca regular las licitaciones para lo cual promoverá una Ley General de Contratos y Obras Públicas, alineada con el Sistema Nacional Anticorrupción.

Y retomando el tema fundamental del FCM, se propone establecer Observatorios Ciudadanos con capacidad de supervisar y fiscalizar en tiempo real la legalidad, transparencia y rendición de cuentas de los contratos de adquisiciones y obras públicas celebrados por el gobierno.

Además de la corrupción y falta de rendición de cuentas, otra herencia gravísima que dejará este gobierno es la inseguridad y violencia. Este sexenio es el más violento de la historia y, según las proyecciones y datos oficiales, el próximo será peor.

Por ello, el FCM plantea fortalecer a las instituciones policiales para enfrentar al delito y recuperar la confianza ciudadana y supervisar la correcta implementación del sistema de justicia penal acusatorio.

De este tamaño es la propuesta del Frente Ciudadano por México que encabezan Ricardo Anaya, Alejandra Barrales y Dante Delgado. De este tamaño es el cambio que proponen. De este tamaño es la apertura que prometen y garantizan. Así de grande es este proyecto de nación. Así de grande es el Frente Ciudadano por México.