Época de dar y recibir… aguinaldo y fondo de ahorro

Llegó diciembre y con él siempre llegan esos peque- ños ingresos extra

Época de dar y recibir… aguinaldo y fondo de ahorro

Llegó diciembre y con él siempre llegan esos peque- ños ingresos extra. Es algo difícil, porque si bien a todos nos gusta recibir un poquito de lana adicional, en diciembre es el mes en el que los gastos están por todas partes.

Si fuiste de los que no se gastó el aguinaldo por adelantado en el Buen Fin, felicidades. Ahora intenta no irte por la borda con los regalos de navidad, las posadas o las fiestas de fin de año. Es una época donde verdaderamente las ofertas, los gastos y los regalos parece que nos obligan a gastarnos lo que nos acaban de depositar. Recuerda, trabajaste todo un año para ganártelo; cuida bien ese dinero.

Es un regalo, no un sacrificio

Las fiestas son para celebrar, pasarla en familia y convivir, sin embargo, muchas veces el mundo nos impone reglas sociales que nos sentimos obligados a cumplir. Sentimos que mientras más caro sea el regalo que damos, más nos van a querer. Recuerda que para estar bien con los demás, tienes que estar bien contigo mismo, así que no des un regalo grande si no estás en una posición económica en la que de verdad puedas hacerlo.

Existen miles de opciones de regalos que puedes hacer o que no son tan caros pero que sin duda serán bien recibidos por tu ser querido.

Regálate algo lindo a ti mismo

El año ya está acabando y qué mejor manera de crear las bases para el que entra que pagando esas deudas que has tenido desde hace un rato. El mejor regalo que te puedes regalar es un poco de tranquilidad y puedes usar parte de tu aguinaldo o de tu fondo de ahorro para acabar de pagar el coche, la tele o lo que sea que hayas “tarjeteado” y que aún de- bes. ¿O a poco no te gustaría que alguien más pagara esa deuda por ti? Pues nadie más lo va a hacer, así que toma el asunto en tus manos.

¿Cómo cuidar lo que tanto trabajo te costó?

Te costó mucho trabajo ganártelo. Regaños de tu jefe, miles de horas de juntas, salir tarde de trabajar e incluso perderte ese recital de tu hija, ¿para malgastarlo? Existen muchas maneras en que puedes cuidar de él. Si tienes deudas, como platicamos, un buen uso sería pagarlas.

Pero si no tienes deudas, invertirlas es la mejor opción. Ya sea que empieces a planear tus gastos del próximo año o que sólo quieras poner a trabajar tu dinero, existen muchas opciones. Te recomiendo que revises las diferentes opciones que existen de deuda gubernamental (CETES), fondos de inversión (GBMfondos) o acciones (GBMhomebroker), y recuerda que donde existan grandes posibilidades de ganar intereses existe también mayor riesgo.

Lo importante es que cuides tu dinero y que no dejes que todos los que están gastando te contagien y acabes por perder lo que tanto trabajo te costó.