#Política Confidencial: Priistas cruzan los dedos

José Antonio Meade, precandidato presidencial en la coalición que encabezará el PRI, decidió arrancar su campaña este jueves en San Juan Chamula, un poblado que no sólo simboliza notables niveles de marginación, sino una confrontación intestina entre pobladores

Por Confidencial

José Antonio Meade, precandidato presidencial en la coalición que encabezará el PRI, decidió arrancar su campaña este jueves en San Juan Chamula, un poblado que no sólo simboliza notables niveles de marginación, sino una confrontación intestina entre pobladores que ha dado lugar al asesinato de un alcalde y una convulsión política causada por nuevas fuerzas políticas surgidas tras la llegada al gobierno de Manuel Velasco con el respaldo del Partido Verde. No son pocos los integrantes del equipo de Meade que cruzan los dedos para que la visita a Chamula no culmine como el Rosario de Amozoc.​

Jorge Carlos Ramírez Marín, presidente de la Mesa Directiva de la Cámara de Diputados,​ asegura a los desprevenidos que tiene en la bolsa la candidatura del PRI para la gubernatura de Yucatán, con lo que dejaría en la vera, entre otros, a Pablo Gamboa Miner, hijo de Emilio Gamboa, contra quien el propio Ramírez Marín ha deslizado una campaña según la cual el junior Gamboa estuvo detrás de las filtraciones respecto de la casa blanca, en complicidad con Marcelo Ebrard, lo que se antoja algo francamente estrambótico. Lo que hasta ahora sabemos es que el presidente de San Lázaro sostiene una riña abierta con los Gamboa; que en Yucatán se estima que Gamboa junior carece aún de experiencia y que sería derrotado por cualquiera de los aspirantes panistas que se perfilan a la postulación. Hay otros dos hechos incuestionables: uno, que Ramírez Marín construyó una clara cercanía con el presidente Peña Nieto. Dos, que ninguna encuesta seria le otorga ninguna posibilidad de triunfo en el solar yucateco, lo que se suma a la falta de respaldo de la clase política local, no así de especuladores de terrenos, con los que don Jorge Carlos ha hecho por décadas grandes negocios, especialmente cuando estuvo al frente de la Sedatu.

Ernesto Cordero, presidente de la Mesa Directiva del Senado, dejará una abultada agenda para el próximo periodo ordinario de sesiones, que arrancará el 1 de febrero de 2018. Después de apurar el debate de la Ley de Seguridad Interior, cuyo destino es aún incierto, los legisladores dejan pendiente quién encabezará a la Fepade, a pesar de que ya arrancaron las precampañas y de que algunos partidos ya quisieron sorprender al INE metiendo en sus nuevos videos a sus precandidatos. Además, quedarán ​en el limbo las fiscalías general y Anticorrupción, por no mencionar al nuevo auditor superior y el mando mixto.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo