Las 10 curiosas acciones de los exitosos

Tener contacto con muchas personas exitosas puede darte una buena perspectiva de qué los hace funcionar

Por Helios Herrera

¿Alguna vez te has preguntado el por qué algunas personas alcanzan sus metas y algunas otras no?

Parecería que la vida tiene planeado el rumbo para cada uno de nosotros, sin embargo, no hay nada más alejado de la realidad que esta falacia; ya que, si algún poder innato tenemos todos los seres humanos de esta Tierra, es el de elegir y accionar hacia la construcción de la vida que deseemos.

Por supuesto que, desde nuestra infancia, son muchos los factores que impactan positiva o negativamente en nuestro desarrollo; lo que se podría traducir, ante la lógica de cualquiera, a ser o no ser una persona capaz de alcanzar sus sueños. No pongo en cuestionamiento que el ambiente donde nos desarrollamos es un factor que influye, pero esto no significa que sea una excusa válida ni un factor determinante para conseguirlo.

Ahora bien, si hay algunas personas que claramente se puede ver que han logrado llegar a sus ideales, entonces ¿por qué no aprender de ellas? ¿Por qué no analizar sus estrategias e imitarlas? ¿No será prueba suficiente ver que si ellos pudieron también nosotros?

Pues bien, este domingo quiero compartir contigo las acciones específicas y detonantes que llevan a cabo las personas altamente productivas y exitosas como los son atletas, empresarios, emprendedores y multimillonarios alrededor del mundo.

1. Por minutos. Entienden que el día tiene 1,440 min. y que si se van nunca regresan, así que aprovechan cada uno de ellos. Generalmente las personas dividimos el día en horas o bloques mayores como “en la mañana”, “por la tarde” y “por la noche”; desperdiciando espacios de tiempo productivos entre cada uno de ellos.

2. No. Saben cuándo negarse a algo y ponen límites exactos, creen firmemente que más vale un “no” a tiempo que mil excusas. Si no tienen ganas de ir a algún lugar o saben que no podrán cumplir con algo que se les pide, prefieren no invertir tiempo en buscar excusas para justificarse.

3. Uno a uno. Evitan a toda costa la procrastinación y resuelven al momento cada uno de sus pendientes hasta darles fin. No conocen la frase “al ratito”, porque saben que esto sólo los hará acumular pendientes.

4. Sin juntas. Las evitan a toda costa porque saben que la mayoría de las veces no se llega al objetivo que se tenía planteado. Conocen la realidad de ellas y saben que muchas veces se convierten en el pretexto perfecto para ponerse al corriente con el compañero de otra área.

5. 80/20. Trabajan bajo la premisa de que el 80% de sus resultados depende del 20% de sus acciones productivas y enfocadas. Este tipo de personas saben bien que, es mejor hacer las cosas bien y a la primera que estar trabajando sin un sentido específico.

6. Todo en uno. A pesar de que anotan cada uno de sus movimientos, lo hacen en una sola agenda y no en varios papelitos.  Ya sea con el apoyo de un aparato tecnológico o un cuaderno, todos sus pendientes (tanto de la vida personal como laboral) se gestionan desde un mismo medio.

7. Respiración. Aliada para concentrarse y manejar sus emociones; usan el poder de una inhalación y exhalación en conciencia. Saben que su cuerpo es el mejor motor que pueden tener para ser productivos, por eso buscan en él las herramientas que poseen.

8. Delegan. Para abarcar más, hay que ser más; saben identificar cuando las cosas pueden ser hechas por otras personas. No buscan ponerse la capa de héroes diciendo que todo lo pueden, muy por el contrario, ponen su atención en ver “a quién le dan qué”. 

9. Al amanecer. Tienen rutinas específicas por las mañanas, que sin importar dónde estén las llevan a cabo todos los días. Hábitos son hábitos y el cuerpo y la mente no lo perdonan, así que cumplen con ellos como si fuera ley.

10. En casa. Reconocen que el tiempo en esta Tierra es muy reducido, así que diario dedican tiempo a sus seres amados. Pareciera que sólo les importa el trabajo, sin embargo, la familia y amigos es el pilar de su vida; saben que sin ese equilibrio no son nada.

Si ya están determinadas estas acciones como guía para alcanzar el éxito, entendiendo este último como la resolución de una tarea (de cualquier ámbito e impacto) de manera satisfactoria; ¿Por qué no ponerlas a prueba?

Tener contacto con muchas personas exitosas puede darte una buena perspectiva de qué los hace funcionar, quiénes son realmente y los más importante de todo, qué los hace ser tan productivos.

Piensa, reflexiona y actúa.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo