Instrucciones para corromper un año nuevo

Para ser leídas con: Prodigal Son, de Ibibio Sound Machine

Por Eduardo Navarrete

Esta columna es corrupción.

En lugar de festejar que llegamos completos a otro año más, tiene el mal gusto de hacer preguntas incómodas. Por ejemplo, ¿hay algo que festejar luego de un año sobrado en transas y abusos a la sociedad? ¿Tendrá #FuerzaMéxico en 2018 para evitar dispendios y trampas electorales? ¿Dónde quedó la ayuda nacional e internacional para los damnificados y su reconstrucción? ¿Por qué permitimos que se aprueben leyes (en lo oscurito) con las que no estamos de acuerdo? ¿Por qué toleramos que mercenarios oportunistas acaparen puestos que no merecen, diciéndose nuestros representantes?

¿Qué administración que se diga “gobierno” ostenta la cantidad de muertos e ilícitos que tienen subyugado el orden social? ¿Por qué hemos de tener que votar por la opción menos patética para gobernantes? ¿Se ha revisado el metabolismo político, es decir, digiere fácilmente y olvida todas las afrentas y majaderías que los partidos han venido escupiéndole en la cara durante estos años? ¿Ve corrupción donde no la hay, como nuestro presidente? ¿Por qué en otros países del continente han caído funcionarios -sin importar su nivel- debido al caso Odebrecht, salvo en México? ¿Aprueba que se usen sus impuestos para volar funcionarios a que jueguen golf?

¿Está a gusto en el país que vive? ¿Le gusta que sus datos del IFE se vendan en Internet? ¿Hace cuánto que no tiene un gobierno del que se enorgullezca? ¿Está contento con que le vean la cara de estúpido inundando los medios con publicidad electoral, misma que supuestamente está dirigida sólo a los partidos políticos? ¿Le gusta vivir en una cleptocracia? ¿Le dice algo que sean 16 ex gobernadores los que están detenidos o prófugos, por robar el dinero de usted y mío? ¿Qué pasó con la “Estafa Maestra”? Lo que unos cuantos medios documentaron como el caso más grave de corrupción de esta administración, fue rápidamente trapeado y ahora olvidado.

¿Cómo contribuye o evita que ese régimen se perpetúe? ¿Usted cuenta con un espíritu realmente altruista o se refugia en un cómodo egoísmo que lo mantenga a salvo a costa de lo que le pase al resto de los mortales? ¿Dónde están puestas sus prioridades? ¿Con base en qué se relaciona con el mundo: dinero, reputación, satisfactores? ¿Qué le hace pensar que generando las mismas causas obtendrá resultados diferentes? ¿Cuándo fue la última vez que se enorgulleció de alguna acción cívica? ¿Le dio seguimiento? ¿El valemadrismo se ha apoderado de usted y de su derecho de tener una realidad acorde a sus principios?

Paso 2. Véase al espejo

¿Qué hace usted, aparte de lamentar todos estos hechos?

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo