Los números rojos del año

Las principales preocupaciones de los mexicanos en el año que finalizó fueron la inseguridad y la delincuencia

Los números rojos del año

Recién concluyó el 2017. Conviene tener en cuenta algunas de las estadísticas más significativas del año, las cuales desafortunadamente no terminarán junto con el Guadalupe – Reyes.

Las principales preocupaciones de los mexicanos en el año que finalizó fueron la inseguridad y la delincuencia, como el problema más importante. Le siguen el aumento de precios, el desempleo, la corrupción, la salud, la pobreza, la falta de castigo a delincuentes, la educación, el narcotráfico y la escasez de agua. Ahí se nos fueron las 12 uvas.

Y si esto nos preocupa, por algo es. El miedo no anda en burro. Así lo deja claro la estadística de los delitos. Porque los más cometidos fueron el robo o asalto en la calle o en el transporte público; le siguen la extorsión, el fraude y el robo total o parcial de vehículos.

Solo estos representan el 70% de los delitos, los cuales, nos dicen las últimas cifras, se estimaron en poco más de 31 millones de delitos asociados a más de 24 millones de víctimas. En otras palabras, 1.3 delitos por víctima en México.

Por el Índice de Paz México supimos también que el impacto económico total de la violencia fue de poco más de tres billones de pesos. Lo cual representa un aumento de 79,000 millones de pesos en el último año.
Se estima que esto equivale a 25,130 pesos por persona, monto que representa mucho más que un mes de ingreso para el trabajador mexicano promedio.

En esta columna también tomamos en cuenta la opinión de las empresas. Así supimos que un gran número de unidades económicas consideraron que el marco regulatorio, los trámites por ejempo, representó un obstáculo para el logro de sus objetivos de negocio.

A nivel nacional, los costos monetarios de cumplimiento de las regulaciones en 2016 se estimaron en casi 116 mil millones de pesos. En promedio, cada unidad económica gastó casi 50 mil pesos por cargas administrativas.

También referimos ampliamente el tema de las empresas cuando hablamos de los números de los sismos de septiembre, donde las entidades más afectadas fueron Chiapas, la Ciudad de México, Guerrero, el Estado de México, Morelos, Oaxaca, Puebla y Tlaxcala.

Del total de establecimientos, el 16% tuvo alguna afectación, y casi el 40% suspendió actividades en los días posteriores al sismo.

La reconstrucción se ha estimado en más de 40,000 millones de pesos. Unas 150 mil viviendas resultaron dañadas y más de 250 mil personas perdieron sus hogares.

El recuento de cifras me recordó un proverbio oriental: “¿Quieres saber su pasado? Revisa su presente. ¿Quieres saber su futuro? Revisa su presente”.