#Confidencial: Diana Sánchez Barrios se va del PRD

Por Confidencial

Diana Sánchez Barrios, activa militante perredista trans que agrupa a 17 mil comerciantes ambulantes de la delegación Cuauhtémoc, renunciará formalmente en estos días a su militancia de 16 años en el PRD ante los ofrecimientos que tiene del PRI, Movimiento Ciudadano y del Partido Humanista para un espacio como diputada local. Su importancia radica en la capacidad para mover a quienes viven del ambulantaje en la ciudad para ir a protestas, cierre de vialidades o movilizar otros líderes sociales en las colonias, lo que podría favorecer al partido con el que se vaya.

Gabriela Cuevas, senadora que —hasta ayer— pertenecía al PAN, renunció a su militancia y se incorporó al movimiento de AMLO, lo que habla mucho de cómo los conflictos internos entre los blanquiazules están dañando la credibilidad del proyecto del Frente que lidera Anaya. Agua y aceite. Nos platican de primera mano que el argumento es que la alternacia no sería suficiente y en estos tiempos falta un liderazgo que construya diálogo y acuerdos. El mensaje es muy sencillo: la pérdida de líderes como Cuevas muestra que Anaya está muy lejos de ser el promotor de un gobierno de coalición.​

José Antonio Meade, abanderado de la coalición PRI-PVEM-Panal, le entró ayer a la disputa por el favor de los maestros en el país, al ofrecer mejoras a sueldos y prestaciones. Ya antes Andrés Manuel López Obrador, de Morena, PT y PES, y Ricardo Anaya, del Frente PAN, PRD y MC, habían hecho sus propias ofertas de aplicar correcciones a la reforma educativa. ¿Quién da más, señores?

Enrique Ramírez, quien alardeaba de su cercanía con el gobernador de Chiapas, Manuel Velasco, —lo cual lo había puesto en la recta final para ser el candidato a sucederlo—, está detrás de las protestas por la postulación que finalmente benefició al priista Roberto Albores. Otro malogrado aspirante fue Luis Armando Melgar, alto ejecutivo de Televisión Azteca.

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo