¿Dejaremos de comprar gasolina?

¿Dejaremos de comprar gasolina?

No. Ésta es la primera respuesta. Quizás pasen generaciones enteras antes de dejar de ir a la bomba de gasolina, pero lo que sí le puedo adelantar es que desde este momento usted puede empezar a gastar menos con la decisión de un auto nuevo. El gasto de gasolina va siempre reflejado al estilo de manejo de cada quien, los estilos más eficientes son los más prudentes y educados para presionar el acelerador y el freno.

Si usted es de los que gana en el alto, de los que nunca quita el pie del acelerador en una bajada, de los que nunca deja pasar y siempre quiere ser el primero o nunca prevé un alto total, así como el más rápido en la carretera, puede considerarse reprobado en la eficiencia de combustible y, por lo tanto, en el daño a su cartera, es casi como la advertencia de que fumar le hará siempre daño y lo sigue haciendo, aunque ello implique un costo.

¿Cómo ahorrar gasolina desde hoy?

Por otro lado, si usted está decidido a ahorrar gasolina y gastar menos, le aseguro que si su estilo de manejo es previsor, sin impertinentes aceleradas y aprovechando todas las bajadas, no llevando peso adicional en su vehículo – revise su cajuela–, llevando sus llantas bien infladas y siendo consiente que la inercia de su vehículo también le hace moverse en ciertas situaciones como bajadas constantes, donde le ayudará a conseguir mejor eficiencia, usted está ahorrando dinero para gastarlo con su familia en vez de su inconsciente gozo en el acelerador en vías urbanas o carretera. Así que desde hoy lo puede empezar a hacer.

Y su decisión de compra…

A la hora de comprar un vehículo nuevo piense lo que necesita, el tamaño certero, el segmento de precio y en su decisión seguramente habrá muchas opciones muy eficientes. Recuerde que hoy los autos que eran de cuatro cilindros están empezando a ser de tres cilindros que son mucho más avanzados en su tecnología que los de cuatro tradicionales, y así, los de seis ahora son de cuatro y los de ocho parecen un pecado, pues los de seis turbo son mucho más eficientes, pero no solo consumen menos gasolina, sino le dan más poder en el acelerador.

Esta semana llegará el nuevo Prius C (El Prius sedan cuesta 383 mil 400 pesos), una nueva opción híbrida, Hyundai (IONIC cuesta 389 mil 600 pesos) y Kia (Niro cuesta, 514 mil 400 pesos), Ford Fusion Híbrido (493 mil 600 pesos) tienen por igual autos con estas tecnologías, que decir de Nissan con la nueva Xtrail (595 mil 700 pesos), entre varios más y así nos podemos ir, en el segmento de lujo hay muchos que ya pueden andar en la ciudad por más de 50 kilómetros sin usar gasolina, el ahorro se va por lo menos al doble de su tanque de gasolina si es que los maneja siendo consiente de cuando son más eficientes.

Así, no hay pretexto para que su gasto en gasolina vaya a la baja, y poco a poco iremos conociendo más opciones, hay fabricantes que ya están pensando que todos sus vehículos tendrán ayuda eléctrica o serán eléctricos en menos de cinco años, con lo que nos tenemos que preparar como consumidores para una revolución en cuanto a qué auto y qué tecnología compramos, bueno, hasta en Detroit vimos cómo ahora las Pick-Ups serán híbridas, un sector que, sin duda, apreciará mucho cómo bajan sus consumos.

¿Por qué no comprar un híbrido?

 

Si usted no quiere ahorrar gasolina o cambiar sus hábitos de manejo.

Si no quiere un auto que pueda manejar todos los días aún en contingencias ambientales. (CDMX)

Si el auto no le da posibilidad de poder circular de manera eléctrica, al menos algunos kilómetros en ciudad.

Si compra un auto que al frenar o en bajadas no recarga sus pilas.

Si el vehículo que debe utilizar por el tamaño de su familia o por su actividad profesional aún no tiene competencia de híbridos, busque bien, cada día están en mucho más segmentos.

¿Por qué sí comprar un auto ecológico?

Cada día tienen precios más parecidos a sus versiones a gasolina.

Se ahorrará impuestos como la tenencia y el ISAN.

Si cuenta con un híbrido conectable – se conecta en su casa o en todas las estaciones públicas de los eléctricos.

Puede estacionarse en los espacios preferenciales en estacionamientos de autoservicio.

Aún no cobran la luz en estaciones de carga pública.

Puede poner un cargador con una tarifa especial baja para cargar su auto en casa y prepararse para un eléctrico.

En breve, el 80% de la carga será fácil de reponer en una estación de carretera.

En general será el primero en contar con nuevas opciones de tecnología como conectividad y aplicaciones de confort en su auto eléctrico.

Definitivamente, la industria es el sentido en el que va avanzando, en los próximos 10 años le servirán todos sus hábitos verdes al convivir con un auto híbrido o eléctrico.

¡Importante!

Y lo más importante… si queremos cuidarnos todos, si el fabricante que se lo vende no le asegura cómo será reciclada o desechada la batería del vehículo al final de su vida. Inclusive en casos de choques en pérdida total, la batería deberá tener opciones de recuperarse para que no contamine, pues su poder será magnánimo para contaminar el subsuelo o agua, no piense cuando lleguen a quemarla.