Malas noticias, aún no empiezan las campañas

Por ahora seguiremos viendo las campañas, que no son campañas, aunque todos sabemos que sí lo son

Por Héctor Escalante

Si ya están hartos de los spots, de las declaraciones o malos chistes de los aspirantes a la Presidencia de México, aquí una mala noticia: aún no han empezado las campañas.

Triste pero cierto, el período que estamos viviendo ahora es el de las precampañas electorales, lo que quiere decir que aún no estamos en plena contienda.

En teoría, los políticos que actualmente cuentan con millones de spots que vemos en todos lados están queriendo convencer a los militantes de sus respectivos partidos o alianzas que los impulsan.

El portal del INE define como precandidato al ciudadano que pretende ser postulado por un partido político como candidato a cargo de elección popular.

El problema es que hoy la competencia es una farsa, porque ninguno de ellos tiene contrincante con quien medirse en una interna. Ya todos los partidos eligieron y tienen a su candidato seguro.

No se pueden considerar actos anticipados de campaña mientras no llamen al voto en contra o a favor de una candidatura, es decir, aunque todos sepamos qué quieren y qué no, tenemos que aguantarnos desde ahora las miles de declaraciones, sin ser militantes de ningún partido.

Nadie tiene duda que representando a los partidos políticos estarán en la boleta José Antonio Meade, Ricardo Anaya y Andrés Manuel López. Por lo tanto, no nos vendría mal ahorrarnos los millones de pesos de las precampañas, los millones de spots que tenemos que escuchar y ver a diario y los cientos de malos chistes que están haciendo los aspirantes.

Tomen aire ya, que las campañas empezarán hasta el 30 de marzo. Si no tienen partido, hagan como que no oyen y como que no ven, pues estamos en un periodo previo.

Por ahora seguiremos viendo las campañas, que no son campañas, aunque todos sabemos que sí lo son. Porque la ley nos dice que desafortunadamente las campañas aún no comienzan.

Últimas palabras

Morena está aceptando a quien sea en sus filas. Si AMLO le da la bienvenida ya no es mafia del poder. Ese chapulineo político es “insulting and unacceptable”, diría el ilustre.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo