#Política Confidencial: Negociación en Puebla

Enrique Doger resultó el precandidato del PRI para la gubernatura de Puebla, luego de una serie de jaloneos internos que fueron interpretados como parte de una negociación que parece implicar un pacto a nivel nacional

#Política Confidencial: Negociación en Puebla

Enrique Doger resultó el precandidato del PRI para la gubernatura de Puebla, luego de una serie de jaloneos internos que fueron interpretados como parte de una negociación que parece implicar un pacto a nivel nacional. El subsecretario de Sedatu, Juan Carlos Lastiri, será el abanderado de la fórmula al Senado, como parte de la negociación.

Antonio Astiazarán, ex jefe de oficina de Sedesol, se inscribió este fin de semana como aspirante al Senado lo que puso un poco tensas las relaciones entre el priisimo sonorense porque desobedeció la línea de Manlio Fabio Beltrones, quien apuesta por Sylvana Beltrones, su hija, y el alcalde con licencia Manuel Ignacio Acosta. Aunque está por definir quién representará la fórmula, lo que queda claro es que quien fue alcalde de Hermosillo no tiene buena fama por los altos índices de robos a casa habitación en esa ciudad y el consumo incontrolado de cristal que ha detonado el índice de delitos.

Cuauhtémoc Blanco, el futbolista que hace tres años fue convencido de entrar en política, se colocó ayer al frente de una candidatura competitiva por la gubernatura de Morelos, postulado por la alianza Morena-PES-PT, con la que se enfrentará a Rodrigo Gayosso, la apuesta respaldada por el PRD y el gobernador Graco Ramírez

Morelia

Listos, casi todos los precandidatos de los partidos políticos que entrarán en lista en las próximas elecciones. Este fin de semana se cerró el registro de los precandidatos a puestos federales por parte del PRI en Michoacán, en donde la novedad fue la elección de la fórmula compuesta por Xóchitl Ruiz e Ixtláhuac Orihuela para el Senado de la República, quienes dejaron en el camino a la diputada Adriana Hernández y al líder estatal del PRI, Víctor Silva.

En un primer análisis, es visible que el equipo político del senador Ascensión Orihuela Bárcenas se impuso en la toma de decisiones y logró desplazar el poder del grupo del ex gobernador Jesús Reyna, quien sigue preso en el penal de Mil Cumbres.

Asimismo, el PRI se sacude de raíz lo que quedaba del equipo de Fausto Vallejo, el cual optó por plegarse a los equipos que restan en el priismo michoacano.

Por otra parte, este fin de semana hizo presencia en Michoacán el líder de Nueva Izquierda, Jesús Zambrano, quien si bien indicó que buena parte de su expresión perredista respalda la postulación de Antonio García Conejo, reconoció que un grupo de consejeros nacionales de Nueva Izquierda estaría apoyando a Carlos Torres Piña, por lo que la candidatura del PRD al Senado sigue en el aire.

Asimismo, en el caso de Morena, el regidor Osvaldo Ruiz Ramírez mostró músculo este fin de semana en su búsqueda por la candidatura del partido guinda por Morelia, no obstante el empeño del Partido Encuentro Social de no bajar su propuesta de que Fausto Vallejo sea su candidato.

En el caso de Morena, será hasta mediados de febrero cuando se dé a conocer quién será el ganador de la encuesta para definir al candidato.

En Michoacán el proceso electoral avanza, con trompicones y alguno que otro sombrerazo, pero cuando se trata de pasiones políticas, hasta el más aburrido se sabe las letanías del partido. Habrá que ver si alguno de estos aspirantes logra convencer a un electorado irritado, frustrado y desencantado de las promesas políticas.