2018 no pinta fácil para los planes de KIA

La armadora coreana busca colocarse como la quinta opción en nuestro país, pero el entorno político-económico podría estropear sus proyectos

Por Raúl Curiel

Los objetivos de KIA Motors México para este año son muy ambiciosos. Vender en el mercado mexicano 100 mil unidades, producir 314 mil vehículos y lanzar una minivan son sólo algunos de los propósitos de esta automotriz que, con estos números, asegura arrebatarle el lugar a la armadora estadounidense Ford.

Las proyecciones de esta firma, que en México comanda Horacio Chávez, aparentemente son “cuchillo en mantequilla”, pero hay que decirlo, son planes muy optimistas. Estuve presente en el evento donde anunció sus proyecciones para 2018 y, a pregunta expresa de la prensa sobre el impacto que podrían tener en sus planes factores como las elecciones, las estancadas negociaciones del TLCAN y el ajuste en tasas de interés, la respuesta no fue muy clara para suponer que “está puesta la mesa” para cristalizar su ambicioso plan de crecimiento.

Ya lo he dicho en este espacio, KIA hizo bien lo que a la competencia le salió mal y esa fue su principal estrategia. Pero la competencia tampoco va a “dormirse en sus laureles”, así que las huestes de Chávez tendrán que redoblar esfuerzos para sortear un 2018 marcado por las elecciones, las ríspidas negociaciones del TLCAN y el vaivén de los mercados internacionales, incluidos la paridad peso-dólar y los petroprecios.

Pues bien, los planes contemplan para este año la apertura de cinco nuevas distribuidoras, para sumar 100 puntos de venta en todo el país. KIA logró superar a armadoras con décadas de permanencia y tan sólo el año pasado colocó 86 mil 713 unidades.

En 2017 esta armadora produjo en Pesquería, Nuevo León, 91 mil 629 unidades del modelo KIA Rio, 15% de ellas se quedan para su venta en el país, mientras que el restante 85% se exporta a diferentes mercados, principalmente Estados Unidos. De la producción total, 60% representa a la versión sedán y 40% al hatchback.

Otro gran reto para este año es su unidad de negocio denominada KIA Finance, que buscará 55% de penetración en el mercado, mientras que con KIA Konfidence se planea incrementar y fortalecer su red con 15 agencias más, distribuidas a lo largo de la República Mexicana. Con estos planes, después de dos años a todo galope, esperan mantener la inercia en el cada vez más competido mercado mexicano.
Adiós a Fabre de Aeromar

Soplan vientos de cambio en la aerolínea Aeromar. Andrés Fabre dejará el cargo de director general y su lugar será ocupado por Dieter Holz Wedde. Se trata de un movimiento inesperado, pues apenas en 2016 Fabre asumió las riendas de esta aerolínea.

Serán los números, será el clima o serán los modos y las formas, lo cierto es que la señal que manda al mercado con esta salida supone un cambio de coordenadas en el timón de esta firma. Será hasta el próximo 28 de febrero cuando se haga efectiva la salida de Fabre.

En este corto tiempo le alcanzó a Fabre para aplicar sus conocimientos del negocio de aeronáutica y establecer los cimientos de una estrategia de modernización que atrajo inversiones de Synergy Aerospace y que supone transformar el rumbo de Aeromar, que ahora le tocará conducir a Dieter Holz Wedd.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo