La columna de Eduardo Navarrete: Instrucciones para validar que la ficción ha superado a la realidad

Para ser escuchadas con: “Reality”, de David Bowie

Paso 1. Dude, piense y luego exista

Cuando vuelva a escuchar la noticia de la recaptura de algún importante capo, siéntese en un cómodo sofá y relájese. Abra la puerta al sospechosismo (heredado como única forma de relación entre pueblo y gobierno) e intente adivinar cuál va a ser el mensaje triunfalista en esta justa en la que no hay empates (y considere que dos fugas son más graves que cualquier reaprehensión). Ya que los realities cedieron su magia a la vida cotidiana, prepárese porque toda detención como ésta será acompañada por una vistosa dosis de histrionismo. El resto será oro para el anecdotario. A quien se lo cuente en sus sueños, seguramente no le creerá.

Paso 2. Toque la puerta de la adrenalina

Ver que la señorita Kate del Castillo y Sean Penn organizaron una entrevista con El Chapo es el ingrediente que faltaba a la política mexicana para oficialmente declararla patrimonio universal de la tragicomedia. No sólo por la profundidad metafórica de las preguntas, sino por las flatulencias declaradas como testigos de estar en la línea de fuego. De hecho, vale la pregunta: ¿será que así como el cuerpo humano necesita adrenalina para estar con vida, el público mexicano requiere un circo mediático de estas proporciones en años que no hay Mundial de futbol?

Paso 3. Aprenda que de todo se aprende

¿Qué es lo más absurdo que puede usted imaginar? Prepárese, porque seguramente en las próximas semanas lo protagonizará su presidente municipal favorito. Las proporciones de locuras y carencias de sentido común están a la orden del día, lo que constituye razón suficiente para abrir una línea de investigación y hasta una fiscalía especializada. Pero todo será estéril si no le da un sentido pedagógico cubierto de surrealismo sólo para alejar a los mirones. Después de todo: ¿quién va a reaprehender el sentido común? ¿Cuál es la probabilidad de que un reo se escape dos veces de un penal de alta seguridad?
 
Paso 4

La vida es el juego al que le hace falta terminar de entender las instrucciones. Por eso siempre le va a estar haciendo falta algo o va a estar repitiendo patrones sin que necesariamente se dé cuenta de esto. Volcado a sus necesidades inmediatas, usted y su percepción es un conjunto de hábitos. Su mundo, de esta manera, es un punto de vista. Por ello observe la naturaleza ilusoria de su día y aprenda a soportar el silencio: desde ahí se entiende que la realidad es una versión maquillada de la ficción.

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo