Instrucciones para festejar el fin del planeta

Piense que el mundo de algo se tiene que acabar, y opte por pensar que eso del calentamiento, no es más que un distractor

Para ser leídas con: It’s the End of the World (And I Feel Fine), de R.E.M.

Ni siquiera estás esperando el cambio. Estás acostumbrándote.

Paso 1. Siga haciendo exactamente lo que hace.

Ignore cualquier advertencia, por seria o preocupante que parezca. Piense que el mundo de algo se tiene que acabar, y opte por pensar que eso del calentamiento, no es más que un distractor.

Paso 2. Piense local. Y mejor no actúe.

El cambio ambiental se hizo para ver si gritando lo evidente alguien hacía caso. Hemos abusado de este planeta de una manera ejemplar (en otros planetas podrían darse cátedras, paso a paso de cómo o hicimos de bien para reventarlo). El punto es que no tendríamos por qué no experimentar las consecuencias de nuestra ignorancia colectiva: la lógica pone en su lugar las cosas de manera irremediable. Lo curioso es que hay científicos sociales que aún dudan hasta de la misma lógica. Si es usted uno de ellos, adelante:  orine la cama donde duerme.

Paso 3. Hay prioridades, caray…

No tiene mucha gracia esperar algo sin hacer nada. Los mejor entrenados incluso hacen “ochos” caminando mientras hablan por celular hasta horadar el suelo. En ese hacer lo que sea mientras llega algo, no se sabe si es demasiado tarde para retrasar el desorden y dar unos años más de prórroga a las sequías, al descongelamiento de los polos, a la abolición de la capa de ozono y demás barbaries que por supuesto, no pueden importarle más que el partido entre Xolos y Toluca o el final de la novela (no así el de su hábitat).

Paso 4. ¡Ay wey, sí va en serio!

Botones aislados: Las concentraciones de CO2 en el planeta son más elevadas que en cualquier época por la que ha cruzado el planeta. La deforestación y la industrialización han hecho que incremente la temperatura del planeta y con ello la intensidad de fenómenos climáticos como los huracanes y la desaparición de las estaciones. Para mediados de este siglo, la temperatura del planeta podría subir hasta 3.5°C. La agricultura podría perder hasta 40% de sus recursos. 150 mil personas mueren al año como consecuencia directa del cambio climático, y las potencias mundiales se alistan para lo que parece ser la guerra por el agua, ante la inminente escasez. (Fuentes: WWC, OMS y Climate Risk Management). Pero ¿hay alguien que quiera levantarse del sofá para hacer algo al respecto?

Paso 5. Respire y afectará al mundo

La gravedad ni siquiera está en los datos, sino en la indiferencia esparcida. Parece ser que requerimos un relámpago en el trasero y que se incendie tu colección de figuritas de Star Wars (bueno eso no, me pasé…) para comprender un concepto tan lejano en la práctica, como cercano en la lógica diaria: causa-efecto. El futuro ha perdido su condición abstracta, por eso ya no importa y se justifica con el “aquí y ahora”.

Paso 6. Créalo

Puede importarle lo pequeño, lo comunitario, lo que haga, diga y piense. El resto excede. Priorice lo micro, la revolución de la vida cotidiana. Esa es la fórmula para convertirse en dueño de su galaxia y responsable absoluto de sus hoyos negros.

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo