Exgobernadores del Nuevo PRI corruptos, prófugos, detenidos, presos e investigados

La nueva clase política ejemplar se desmoronó en menos de cinco años con delitos que muestran las viejas mañas de la estructura partidista.

Por Publimetro México
La Procuraduría General de la República (PGR) confirmó la detención de Javier Duarte de Ochoa, ex gobernador de Veracruz el sábado 15 de abril de 2017 | Foto: Cuartoscuro
Exgobernadores del Nuevo PRI corruptos, prófugos, detenidos, presos e investigados

La reciente captura del exgobernador Javier Duarte revivió en redes sociales las palabras del entonces candidato a la Presidencia de México en 2012, Enrique Peña Nieto, sobre el exmandatario veracruzano, al presumirlo como uno de los nuevos rostros del Partido Revolucionario Institucional (PRI).

En entrevista para el programa Tercer Grado, el exgobernador del EdoMex enlistó como ejemplo de la nueva sangre priista a los gobernadores Javier Duarte, Roberto Borge y César Duarte, a quienes hoy se les investiga por peculado y desvío de recursos.

Luego de cinco años de esa declaración, al menos ocho exmandatarios estatales priistas fueron detenidos, son investigados por actos de corrupción, están relacionados con cárteles de la droga y grupos criminales, y dos son prófugos de la justicia.

PRÓFUGOS
De los exmandatarios prófugos buscados por la ley, se encuentran Eugenio Hernández Flores de Tamaulipas, acusado por la Administración para el Control de Drogas de los Estados Unidos (DEA) de lavado de dinero y de recibir sobornos de un cártel de la droga, y, César Duarte, exgobernador de Chihuahua, a quien se le imputa el desvío de por lo menos 250 millones de pesos durante su gobierno.

DETENIDOS
Tras estar profugo por más de 5 años, Tomás Yarrington fue detenido el 9 de abril de 2017 por la policía italiana y la Interpol en Florencia, Italia. El que fuera gobernador de Tamaulipas de 1999 a 2005 era buscado por asociación con el narcotráfico, extorsión y lavado de dinero, delitos que hundieron en la inseguridad a la entidad durante su mandato.

Javier Duarte de Ochoa, exgobernador de Veracruz, fue detenido el sábado 15 de abril de 2017 en un centro turístico de Guatemala. A Duarte de Ochoa se le acusa de vaciar las arcas del estado de Veracruz con la creación de 34 empresas fantasmas que recibieron 3 mil 300 millones de pesos en contratos, entre otros delitos.

PRESOS
A esa lista de exgobernadores “ejemplo” se le suman los que están presos y sentenciados, o los que están por salir de la cárcel para continuar su proceso en libertad:

Mario Villanueva, exgobernador de Quintana Roo, fue sentenciado en Estados Unidos, por los delitos de lavado de dinero, delincuencia organizada y asociación delictuosa e intimidación.

Villanueva Madrid fue extraditado de Estados Unidos a México el 18 de enero de 2017 y fue traladado al Centro Federal de Rehabilitación Psicosocial (CEFEREPSI), ubicado en el municipio de Ayala, Morelos, para que cumpla una sentencia condenatoria de 22 años de cárcel emitida por un juez mexicano.

Andrés Granier, exgobernador de Tabasco, ingresó a prisión el 25 de junio de 2013, luego de ser detenido por agentes de la PGR por su presunta responsabilidad en los delitos de fraude fiscal y lavado de dinero.

Jesús Reyna, exgobernador interino del PRI en Michoacán. Está preso desde el 5 de abril de 2014 por sus presuntos nexos con delincuencia organizada. Podría quedar en libertad en mayo de 2017, en caso de que el juez de la causa acepte el amparo promovido por su defensa jurídica.

Flavino Ríos Alvarado, exgobernador interino de Veracruz, podría enfrentar el proceso en su contra en libertad. Ríos Alvarado es acusado por los delitos de encubrimiento, tráfico de influencias y abuso de autoridad. Fue detenido el domingo 11 de marzo de 2017 y trasladado del penal de Pacho Viejo en el municipio de Coatepec.

INVESTIGADOS
La corrupción también ensució a la nueva sangre de gobernadores priistas señalados por Peña Nieto:

Roberto Borge, exgobernador de Quintana Roo terminó su gobierno con querellas en su contra por enriquecimiento ilicito y despojos cometidos por funcionarios cercanos a él en el estado. Borge está denunciado ante la PGR, fiscalía por la venta irregular de 9,500 hectáreas de la reserva estatal a sus familiares y colaboradores.

Rodrigo Medina de la Cruz, exgobernador de Nuevo León, está acusado de los delitos de peculado, daño contra el patrimonio del Estado y por ejercicio indebido de funciones, entre otros. El exmandatario estuvo preso en enero de 2017 sólo 19 horas en el penal de Topo Chico.

La clase política “ejemplar” que presumió en ese entonces el recién exgobernador del Estado de México se desmoronó en poco tiempo, con delitos que demuestran las viejas mañas de la política. Aunque, estas no sólo pueden ser imputadas a los priistas, Acción Nacional también tiene a sus exgobernadores.

PANISTAS
Guillermo Padrés Elías, exgobernador de Sonora, fue aprehendido y está en el Reclusorio Oriente de la Ciudad de México el 11 de noviembre de 2016. El exmandatario está acusado de defraudación fiscal equiparada, de realizar operaciones con recursos de procedencia ilícita y de delincuencia organizada.

Luis Armando Reynoso Femat, exgobernador de Aguascalientes, aunque sus orígenes políticos están en el PRI, en 1995 se integró a las filas del PAN. Actualmente es investigado por el uso indebido de recursos durante su administración. Fue detenido el 9 de julio de 2015 en León, Guanajuato, como presunto responsable del delito de defraudación fiscal equiparable. El 13 de julio del mismo año, el exmandatario abandonó el Cereso para varones de Aguacalientes, tras pagar una fianza de más de siete millones de pesos. En enero de 2017, un juzgado de lo penal en Aguascalientes lo sentenció a seis años y nueve meses de prisión por los delitos de peculado y uso indebido del ejercicio público, sin embargo no ingresó ni ingresará a prisión, debido a que se amparó para enfrentar en libertad el proceso penal y depositó una fianza.

Lo más visto en Publimetro TV:

 

Loading...
Revisa el siguiente artículo