logo
 /
Fiestas Patrias 11/09/2017

Cuatro divertidos juegos para tu fiesta

Celebra el 15 de septiembre con estos juegos mezcalizados que Zignum nos sugiere y que harán que tu fiesta sea más divertida. Recuerda que el consumo de las bebidas durante las fiestas patrias debe hacerse con responsabilidad y moderación

El caballito escondido

Un juego para comenzar tranquilos, quizá para después de la comida o la sobremesa. En esta dinámica tienen que usar mezcal joven, ya que se confunde con agua. Lo primero que tienen que hacer es juntar varios caballitos, uno por cada participante, y eligen a una persona para que salga o se tape los ojos. Cuando no vea, llenan todos los caballitos con agua, excepto uno que se llena con mezcal. La persona elegida vuelve y todos los demás beben su caballito de golpe. La tarea del seleccionado es adivinar quién bebió el caballito con mezcal: si adivina, el que bebió mezcal ocupa su lugar; si falla, tiene que beber un shot como castigo. El reto en equipo es que todos los que beban hagan “caras” para confundir al participante.

Palabras encadenadas

Un jugador dice una palabra y el siguiente debe agregar otra que empiece con la sílaba final de la palabra anterior: pozole, letra, trago, Gómez, mezcal, caldoso y así hasta que alguien demore mucho, repita alguna palabra o invente una que no existe. El perdedor bebe mezcal y la ronda empieza de nuevo. ¿Ya tienes la siguiente palabra?

Mezcal pong

Una versión muy mexicana del clásico beer pong. Consiste en intentar meter una pelota de ping pong en los vasos colocados al otro extremo de la mesa. Se juega en equipos y en cada extremo se colocan 6 o 10 vasos con mezcal reposado o añejo, en forma de triángulo. Lanzan por turnos y si alguien encesta la bola, el miembro del otro equipo debe beber el contenido del vaso y retirarlo del triángulo. Gana el primer equipo que elimine todos los vasos del contrario.

La botella patriótica

Pueden recordar viejos tiempos con el juego de la botella. Para mantener el espíritu del 15 de septiembre, pueden hacerse preguntas históricas o poner retos de gritos creativos. ¡Todo sea por la patria! A todos estos juegos pueden agregar los clásicos Caricachupas, Yo nunca nunca, o la lotería; la idea es variar un poco y sorprender a los invitados con actividades diferentes. Y aunque los juegos son para beber, nunca debe faltar el verdadero trago de cada jugador, así que ofrece una variedad de cocteles con mezcal: margaritas, palomas o mojitos. ¡Les encantarán!