Vivienda vertical y su crecimiento en México

Mientras las ciudades siguen creciendo a ritmo frenético, los desarrollos de edificios se han convertido en una opción para quienes prefieren seguir conectados al corazón de las grandes urbes

Por Diego Rammsy

Una de las alternativas al desmedido crecimiento de las grandes ciudades son las viviendas verticales, que mientras permiten a la población acercarse a sus lugares de trabajo por precios más accesibles, también han llegado a revitalizar algunos barrios y reactivarlos en su vida cotidiana y en lo comercial.

Las cifras son muy evidentes respecto a este crecimiento de la vivienda vertical en México: en 2017 se registraron 3 mil 996 casas nuevas edificadas en desarrollos verticales y sólo 87 de tipo horizontal, informó la Comisión Nacional de Vivienda (Conavi) con datos del Registro Único de Vivienda (RUV).

Vivienda vertical en México Cortesía

En una urbe como la Ciudad de México, donde el crecimiento no se detiene y la demanda por viviendas parece ser infinita, a estas alturas, la vivienda vertical representa cerca del 80% de la vivienda total. “En la CDMX la demanda por vivienda es grandísima y hay muchas persona jóvenes que cada año necesitan un lugar dónde vivir y lo que buscan es estar cerca de los lugares de trabajo y de los centros de entretenimiento”, explica Alfredo Elías, director de operaciones de Metrópolis, una inmobiliaria especializada en desarrollos verticales de gran escala.

Desde Metrópolis, señalan que la tendencia es actualmente construir desarrollos mixtos, que en una misma edificación combinan vivienda, oficinas y espacios comerciales. “El mercado de personas jóvenes se inclina por esta opción porque es una forma de facilitarte la vida y de evitar los traslados. Si abajo de tu casa tienes un supermercado, cines, bancos, tiendas de mascotas y salones de belleza, y demás, no necesitas trasladarte. Por eso la calidad de vida puede incrementarse con estos proyectos de usos mixtos”, añade Elías.

Vivienda vertical en México Cortesía

Una de las ventajas de estos desarrollos son las amenidades que ofrecen a sus habitantes, como lo explica Elías: “Es común verlos en 20 y 30 niveles y al tener una concentración alta de departamentos, el desarrollador puede tener una oferta de amenidades mucho más amplia: gimnasio, salones de fiesta, salones para niños, salones de entretenimiento, cafeterías. Entre más unidades compartan el costo de estas amenidades, es más fácil que las tengas en tu proyecto. Ya no sólo es comprar un departamento, es comprar un departamento que te ofrece productos y muchísimas ventajas”.

El lado verde de estos complejos está considerado por Metrópolis. Según señalan, la sustentabilidad es un lineamiento base en todos sus proyectos e incluye captación y reutilización de agua pluvial, equipos de alta eficiencia energética, que el consumo eléctrico sea el menor posible y todas las llaves de agua son de bajo consumo.

Para poder levantar uno de estos monstruos se necesita un uso de suelo que lo permita, que dentro de la CDMX usualmente sólo se puede en avenidas principales, por eso no se ven en todos lados, ya que superan los 20 pisos de altura. Justamente, el desarrollo de este tipo de vivienda fue apoyado por el gobierno federal en el Programa Nacional de Vivienda 2014-2018 que tiene como uno de sus principales objetivos mitigar el daño social, económico y ambiental provocado por el crecimiento horizontal.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo