Escalar en el ranking turístico será el reto del próximo presidente

El próximo mandatario tendrá varios retos en el sector, afirman expertos

Por Erika Padron

El turismo se ha convertido en uno de los tres principales motores económicos de nuestro país, no sólo porque es un gran generador de empleos, sino porque contribuye directamente con 9.0% del Producto Interno Bruto (PIB).
De acuerdo con la Sectur, el dinamismo y el potencial que tiene el país lo ha hecho crecer del 2013 a la fecha en un 68%. Por ello, el presidente de México, Enrique Peña Nieto, durante la inauguración del Tianguis Turístico en Mazatlán, afirmó que nuestro país está a punto de ubicarse en el sexto destino más importante del mundo y podría, incluso, desbancar a naciones como Reino Unido y Alemania.

 

Pero, ¿qué papel jugará el sector en el próximo sexenio?

Los expertos en el ramo señalan que la continuidad al trabajo realizado en los últimos años y enfocarse a objetivos claros serán la clave para seguir creciendo.  “En el gobierno foxista se planteó un plan turístico a mediano plazo donde se pudiera dar seguimiento a todas las actividades de promoción, difusión y conservación turística en 25 años, un plan que independientemente de la gestión partidista que pudiera quedar, se iba a seguir llevando a la práctica y así sucedió con Felipe Calderón y Enrique Peña Nieto; y en consecuencia, ahora se trata de posicionar en el siguiente sexenio”, señaló Perla Tajonar Barajas, maestra en Relaciones Internacionales de la FES Aragón.
Para la catedrática de la UNAM, el desafío del próximo presidente será entonces posicionar a México como uno de los principales destinos turísticos del mundo.

“Según la Organización Mundial de Turismo, nos encontramos en el ranking de los 10 destinos más visitados a nivel internacional, —tanto en turismo emisivo como receptivo—, ahora el proyecto gubernamental sería pasar del lugar número 8, en donde estamos, al 5, y ese es uno de los ejes de acción que tienen los candidatos, aprovechar ese ranking para captar la mayor llegada de turistas”, acotó. Y es que a pesar de los embates o la publicidad negativa que se le ha hecho a México en el extranjero, por cuestiones como el narcotráfico o la inestabilidad, eso no ha sido obstáculo para que el crecimiento en el sector se detenga y eso se debe a las fortalezas que poseemos como nuestra diversidad, la hospitalidad, las ferias y festividades y los diferentes segmentos en la materia que podemos atender.

 

Grandes retos

Al respecto, Vicente  Ferreyra, director de Sustainable and Social Tourism Summit, señaló que aunque la misma dinámica es la que nos ha hecho crecer, es necesario enfocar los esfuerzos y ver hacia dónde queremos ir porque no todos los lugares crecen al mismo tiempo.

“Hemos tratado de abrir nuevos destinos, pero necesitamos consolidar otros como Mazatlán, y no solamente con eventos como el tianguis, sino con más apoyos. En igual circunstancia se encuentran Loreto o Huatulco que no han logrado despuntar como Los Cabos o Cancún… también hay que trabajar más en los Pueblos Mágicos, darles mayor proyección y resolver los problemas a los que se enfrentan”, afirmó.
Por último, Álvaro Vargas Briones, experto en finanzas y economía de la EBC, resumió, con relación a todo lo planteado, que el próximo Presidente de la República tendrá que enfrentar cuatro grandes retos: el primero, dotar a los diferentes destinos de más infraestructura, financiamiento e inversiones, hacer una difusión más agresiva para posicionarnos, poner más énfasis en la seguridad diseñando estrategias para que los sitios turísticos no se vean afectados, y tener una participación más destacada en ferias internacionales, sólo así, —destaca el académico—, podemos desarrollarnos y competir frente a otros países.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo