Lavar tu traje en casa ya es una realidad

El hombre ha dejado de pertenecer a un mundo que gira despacio. En el acelere de la ciudad y de las actividades diarias, los caballeros necesitamos un traje que se adapte a nuestra manera de vivir y a nuestra agenda, sea cual sea ésta y ofrezca los retos que ofrezca

Por Marco Alegría

Hace algunos años este tipo de prenda hubiese sido impensable y, quizás, hasta un sacrilegio. Ya que pensar que un traje de dos prendas pudiera ser lavado en casa era imposible de lograr, y menos imaginable que este tipo de suit fuera ofrecido por una Casa de alta costura como lo es Ermenegildo Zegna. Pero si de alguien tenía que venir la propuesta era de la firma fundada en Trivero y con sede en Milán.

El sueño de los hombres dinámicos, pero que no descartan el lujo y tienen el don del buen vestir ha sido transformado en realidad. Sin embargo, para conseguirlo, fueron eliminados algunos básicos de un traje regular, como el revestimiento.

¿En qué consiste?

Su construcción parte de la utilización de lana virgen de popelina ultralijera, mientras que luce solapas recortadas, dos botones al frente y bolsillos de parche. El pantalón de frente plano cuenta con cierre de botones, presillas de cinturón y bolsillos laterales.
Su constitución es lana meerino superfina que pasa por un proceso tecnológico para convertirse en la patentada Techmerino, una tela con propiedades extraordinarias para regular el calor y mejorar la capacidad de transpiración. Proporciona además un ajuste y confort superiores. Con lo cual es tan elegante como casual y hasta deportiva.

El ejemplar que ilustra nuestra nota corresponde a un traje azul marcado como Z Zegna Wash & Go, que fue creado para permitir lavar las prendas en una lavadora doméstica, cada vez que las quiera refrescar en la comodidad de su hogar.

Las instrucciones para hacerlo serán de lavar a máquina a una temperatura de 30 grados centígrados. Asimismo cuenta con las propiedades para poder ser planchada y, por supuesto, lavar en seco. Como dato esencial, el traje deberá colocarse en una funda (incluida con el traje). Posterior al cierre de la misma se podrá incluir a la lavadora e iniciar el ciclo deseado a 30 grados. No se recomienda utilizar secadora, sino dejar la prenda a secar de manera ambiental.

Loading...
Revisa el siguiente artículo