Cómo ser papá y lograr un cuerpo atlético y saludable

Ser papá no es sinónimo de sobrepeso. Si bien muchos se descuidan tras la paternidad, algunos se ocupan de mantener una alimentación equilibrada y de ejercitarse para lucir un cuerpo sexy, sin importar la edad

Por Diego Rammsy

Mantener un cuerpo atractivo requiere trabajo y algunos sacrificios. Lamentablemente, nada es gratis, y para un cuerpo atlético no existe una solución rápida y sencilla; al contrario hay que trabajar duro y ser constante.

Debido a que en la paternidad cada vez hay menos tiempo, porque entre la familia y el trabajo muchas veces nos vemos sin minutos extra ni para ir a un partido de futbol amistoso o para salir en la bici. Sin embargo, siempre hay momentos y la técnica es saber aprovecharlos, aunque sean breves.

Cuerpo atlético Dreamstime

El ejercicio a tu medida

Si bien el cuerpo que está en tendencia es más bien musculoso y definido, no todos los papás queremos lucir así. Debes verte como te sientas cómodo y luego ponerte los objetivos necesarios para lograr ese cuerpo ideal. Para eso es más sencillo comenzar con actividades física que sean de tu disfrute. Si te gusta el futbol, ve a jugar con tus amigos; si eres solitario, sal a correr por las noches, o si eres un gym freak, pues ármate con el equipo necesario para entrenar en casa.

Lo importante en este caso, es que te pongas metas reales que te permitan ir logrando tus objetivos. Si deseas, por ejemplo, bajar 10 kilos y regresar a tu peso ideal, puedes comenzar con tres días a la semana con sesiones suaves que promedien los 45 minutos dependiendo del ejercicio. Si deseas construir masa muscular y convertirte en una bestia, quizás prefieras llevar esos biceps al fallo y sufrir al día siguiente. Pero todo depende de tus metas. Lo importante es que sean reales y constantes, porque no sirve de nada correr tres carreras en un fin de semana y luego volver al sedentarismo.

La alimentación hace la diferencia en tu cuerpo

Por mucho deporte que realices, aunque entrenes todos los días, no darán los frutos esperados si tu alimentación es un desastre. Como muchos expertos lo han manifestado, la alimentación es tan o más importante que el ejercicio para ver los resultados. Por eso debes adaptarla a tu rutina diaria y deportiva.

Si quieres aumentar tu metabolismo debes, al menos, tener cuatro o cinco comidas diarias. Los que pretenden aumentar su masa muscular, comen seis o siete veces al día. Si quieres ver resultados con dos o tres abundantes comidas en un día, no funcionará. Debes mantener los niveles de glucosa parejos e hidratarte.

También es recomendable dejar el azúcar y los alimentos azucarados, al igual que el alcohol en exceso. Todos estos comportamientos pueden ayudarte de manera significativa. No es necesario que te vayas al extremo y te pongas a comer frutas y verduras todo el día. Lo ideal es que balancees la alimentación, asesórate con un nutricionista y cumple con tu cuota calórica diaria.

Aprovecha para caminar las distancias que puedas, aunque sea entre tu casa y el trabajo, o entre el metro y tu oficina, como sea, pero inténtalo, sal a caminar con tus hijos, y llévalos de paseo. Todo suma.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo