Consejos para enseñar a tus hijos finanzas personales

Es importante inculcar a los pequeños que las cosas tienen un costo, por lo tanto, si desean algo deben aprender a ahorrar

Por Publimetro México

1. Ahorro

Sabemos que resulta difícil para un niño entender qué es el dinero, cómo se consigue o en qué gastarlo, sin embargo, puedes aprovechar ciertas coyunturas, como sus berrinches en el supermercado para que le compres algo, para explicarle que por esa y otras razones es bueno guardar cada día cinco o diez pesos de lo que le queda del dinero de la merienda o de que lo le das para darse un gustito los fines de semana. Si crean este hábito en la niñez, les será de mucha ayuda cuando sean adultos. Como primer paso, regálale una alcancía y ayúdalo a determinar lo que hará con el dinero ahorrado para que se sienta más motivado.

2. Inversión

Dependiendo de la evolución y el entusiasmo que veas en tu hijo, puedes llevarlo a dar una milla extra a través de la inversión y así se afianzará su cultura financiera. Una herramienta que cada vez cobra más fuerza es el cetesdirecto niños, donde le puedes abrir un portafolio que en un futuro puede servir para cubrir sus gastos de estudios, para que viva sus vacaciones ideales o suplir alguna otra necesidad. Con esto se empezará a dar cuenta de que sí vale la pena guardar.

3. Sé tú su ejemplo

Los hijos son los primeros observadores de las prácticas de sus padres y, buenas o malas, las imitan tal cual. No basta con las palabras; es necesario que vean que tú también previenes cualquier situación futura a través del ahorro. Será más fácil instruirlo en este tema si compartes con ellos los beneficios que ha tenido para ti y cómo lo haces. Con esto se darán cuenta, sobre todo, de que no hay edad para saber cómo administrarse económicamente.

4. Intégralo

Cuando estés haciendo cuenta de las necesidades que hay que cubrir en la casa (despensa, electricidad, agua), invítalo a participar para que vea cuáles son las prioridades, pero también para que observe que todo lo que hay en la casa es un servicio que se debe solventar y que guarda relación con el Internet que usa para las tareas o el agua con la que cada día se baña o la energía para conectar sus videojuegos.

5. Sin deudas

Ya cuando esté un poco más grande, conversa con él sobre la importacia de no asumir deudas que no se puedan cubrir. El perfecto ejemplo para ilustrarlo es hacer referencia a las tarjetas de crédito. Muéstrale la cantidad que te prestan y la cifra que puede llegar a deber si no paga a tiempo o las consecuencias de tomar algún producto a crédito y no pagarlo dañando así su historial crediticio. En un futuro, según tendrá la necesidad de pedir dinero prestado. Es bueno que también se prepare para esos momentos.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo