Un tequila para conquistar nuevos paladares

Don Julio lanzó su reposado claro, un licor que se destaca por su versatilidad y que combina lo mejor de un reposado con la frescura del tequila blanco

Por Diego Rammsy

La primera vez que se puso a prueba el nuevo tequila reposado claro de Don Julio, fue en el festival Pa’l Norte, en abril pasado, en Monterrey. Y la recepción, como pueden imaginar, en un ambiente musical con la fuerza que socialmente posee éste, fue un éxito.

El séptimo integrante de la familia Don Julio, es un tequila reposado durante ocho meses en barricas de roble blanco americano que, después de un proceso controlado por el maestro tequilero Enrique de Colsa, da por resultado un licor claro que exalta las notas más características de un reposado pero resaltando también las notas primarias de agave crudo y cítricos propios de un tequila blanco. Como explica Daniela Guerra, PR & advocacy manager de Tequila Don Julio, este tequila tiene lo mejor de ambos mundos.

Tequila Don Julio Cortesía

“Se trata de un tequila reposado que pasó por un proceso de filtrado en carbón activado lo que provoca que se le quite el color y también algunos elementos aromáticos, lo que nos permite exaltar lo mejor de un tequila blanco, esas notas alcohólicas de agave fresco, pero dejando un after taste de un reposado, que es amaderado y de vainilla, un poco más dulce”, explica Daniela.

¿Qué diferencia a un cristalino de este reposado claro?

— La categoría de los cristalinos fue creada por Don Julio. Don Julio 70 fue el primer cristalino que salió al mercado en 2012, para conmemorar los 70 años del nacimiento de la marca, y cuando hicimos este lanzamiento decidimos poner un poquito de orden en la categoría y le empezamos a llamar cristalino. Don Julio con el liderazgo que tiene como marca siempre trata de poner orden y de definir muy bien qué va a pasar en la categorías de tequila, entonces estamos dejando el término de cristalino para hablar de tequilas añejos, que también tienen un proceso de filtrado, y que también quedan transparentes. Y la categoría de reposado claro es para reposados.

Tequila Don Julio Cortesía

¿Entonces sólo se trata de una diferencia en el tiempo de guarda?

— Sí, exactamente, sólo varía el tiempo de reposos. El proceso de filtrado es el mismo, sólo que son dos fórmulas diferentes de carbón activado. Porque cuando lanzamos Don Julio 70 empezaron otras marcas a seguirnos y a adaptar sus cristalinos, aunque no todos eran añejos. El cristalino tiene que ser añejo, mientras el reposado, joven. El añejo tiene 18 meses, mientras que el reposado ocho meses, lo que provoca diferencias en cata y, por supuesto, en precios.

¿Cómo se debe beber este reposado claro?

— Como dije antes, te da lo mejor de dos mundo. Tienes otra vez esas notas alcohólicas, muy fresca en nariz, característicos de un tequila blanco, con notas cítricas, pero cuando lo pruebas, es suave, aterciopelado con notas de vainilla y madera. Gracias a esas notas un poco más alcohólicas es perfecto para mezclar, tienes la oportunidad de tomártelo como tú quieras, en paloma, margarita, o derecho; es muy versátil.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo