Por qué el color que pongas en tu casa reflejará tu personalidad

Aunque hay colores que marcan tendencia, eso no significa que sea el adecuado para todos nuestros espacios, así lo afirman los expertos de uniostudio.com quienes nos dicen cómo elegir el tono adecuado para cada rincón del hogar u oficina

Por Publimetro

El color ha sido un tema de interés a lo largo de la historia, los principios científicos desarrollados por Isaac Newton en el siglo XVIII, siguen siendo un referente importante en el tema, así como su famoso disco de colores, aunque no ha sido el único ya que otras personas notables como Johann Wolfgang von Goethe y Wilhelm Ostwald también profundizaron sobre las preguntas alrededor de la ciencia del color.

Aunque ciertamente el color va más allá de ser un tema objeto de exploración científica, no hace falta ser un genio para reconocer que los ambientes en los que nos desarrollamos cotidianamente y los colores que elegimos para dentro y fuera de nuestra casa, lugar de trabajo o espacios públicos, causan ciertos efectos en nuestro estado de ánimo, por lo que actualmente encontraremos infinidad de interpretaciones que buscan aconsejar sobre el uso del color y el impacto que ello tiene en nuestras vidas.

Tendencia a seguir

En el aspecto comercial, cada año se presentan nuevas tendencias en todos los ámbitos del diseño, muy influidas por una de las empresas más importantes a nivel mundial en cuanto a la clasificación, identificación y comparación cromática (Pantone), que al cierre de cada año elige un color que lanza como el color para la siguiente temporada.

Aunque estos lanzamientos siempre marcan la tendencia a seguir incluso en el diseño de interiores, elegir el color para un muro de la sala, para los accesorios del estudio o de las sillas del comedor presenta un reto, pues el hecho de que algo esté en tendencia no indica que sea lo adecuado para todos nuestros espacios.

El color azul
Está relacionado con el desarrollo de actividades intelectuales, favoreciendo la relajación en sus tonalidades más suaves, por lo que va bien para una habitación o un cuarto de baño, en tanto que en tonos más fuertes el azul ayuda a la concentración y refleja seguridad, siendo así un buen aliado para el diseño de un estudio.

Tonos neutros
Los tonos grises, arenas o blancos matizados reflejan limpieza y serenidad, por lo que en espacios como la sala de estar o el dormitorio funcionan para crear ambientes armoniosos e iluminados, además de ser elegantes y sobrios.

Tonos violeta en baja intensidad
También son aliados de la relajación, por lo que el área de la tina en los cuartos de baño es un buen lugar para emplearlos, así como el dormitorio o la sala de estar.

Colores brillantes
El amarillo y el naranja otorgan vitalidad a los espacios y estimulan al usuario, por lo que si se usa en un baño puede ser un estimulante para iniciar el día con vivacidad, ya que proyectan energía e, incluso, pueden estimular el apetito, por lo que también puede ser una buena opción para usarlo en un desayunador.

 

APÓYATE EN EL PROFESIONAL PARA CREAR

Los posibilidades con el color así como sus tonalidades son infinitas de forma que podemos decir que aún existen colores nuevos por descubrir, de tal suerte que arriesgarse en la gama cromática siempre es divertido e intrigante, pues con esto podemos estimular el desarrollo de actividades específicas en cada lugar y conseguir mayor productividad, relajación, diversión o concentración según sea el caso. Si se hace en la debida proporción de contraste e intensidad, los resultados pueden ser extraordinarios, por lo que conviene contar con el apoyo de un profesional en el diseño a fin de conseguir que las grandes teorías científicas, así como las tendencias de la industria de la moda, se implementen armoniosamente a fin de que el color sea tu aliado en cada rincón del hogar.

 

RECUERDA

La elección de color se ve influenciada por distintos factores que se impactan mutuamente, como las dimensiones del espacio, la iluminación natural en el lugar, el gusto y experiencia personal, entre otros, pero algo a tener siempre en cuenta es la actividad para la que se diseña cada espacio, así como la personalidad de quien lo habite o lo use. Se debe pensar en lo que se quiere transmitir, tanto como en lo que queremos sentir en cada lugar.

 

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo