El día de las ánimas: de norte a sur, de este a oeste

La festividad del Día de Muertos, que comienza a finales de octubre y se extiende hasta principios de noviembre, es para venerar la vida y el territorio mexicano se viste de papel picado, flores y color para mostrar la riqueza cultural de cada estado. Aquí las tradiciones con las que cada estado muestra su riqueza cultural

Por Publimetro México

BAJA CALIFORNIA y BAJA CALIFORNIA SUR

Imperdible: Festival del Día de Muertos que organizan casas de cultura con danzas, literatura y espectáculos artísticos.
Tradición: los niños se disfrazan también de algunos personajes de la fiesta de Halloween por la influencia de los comercios extranjeros pero en varias colonias instalan altares en los que destacan costumbres de Oaxaca, Guerrero, Chiapas y Michoacán.

CAMPECHE

Imperdible: los rituales mayas en Pomuch y La Feria del Pan.
Tradición: la mayoría de las familias abren las tumbas y limpian o cambian las vestimentas de sus seres queridos.

CHIAPAS

Imperdible: en los panteones, las tumbas son la base de las ofrendas. Visitar San Juan Chamula y la Fiesta de Muertos o K’anima.
Tradición: mayas, toques y chiapanecos rinden culto a la Muerte. Practican rituales, comen y beben pozol blanco (popóhujcuy), pozol de cacao (cacáhujcuy), nonó (atole) y tequila. También blanquean las tumbas y les colocan flores y ofrendas.

CHIHUAHUA

Imperdible: Centro Histórico de Chihuahua, donde se reúne la mayoría de los habitantes de los municipios a contar leyendas y participar en el recorrido por las ofrendas.
Tradición: adornar los altares con manteles blancos y darles color con papel picado y artesanías de la región. Decir poemas y concursar por las caracterizaciones y ofrendas.

COAHUILA

Imperdible: Festival del Día de Muertos o Ánimas del Desierto, en el Centro Histórico de Saltillo. Espectáculos musicales en el lago de la Alameda.
Tradición: desfilan jóvenes caracterizados de catrinas, calaveras, diablos o alebrijes y de personajes de la cultura mexicana como Frida Kahlo.

COLIMA

Imperdible: la Feria de Todos los Santos.
Tradición: como si se tratara de una feria del comercio del estado, granaderos, agricultores, cocineros y también los actores salen a las calles, palenques y teatros para lucir su talento y ofrendarlo a los difuntos.

DURANGO

Imperdible: el altar monumental, en la Plaza de las Armas.
Tradición: acudir a los cementerios, limpiar las tumbas y llevar flores. Las familias se unen a rezar por el descanso de sus seres queridos. Destacan las ofrendas grandes, pero con artesanías en miniatura. En las escuelas y oficinas también se organizan para montar ofrendas.

El día de las ánimas: de norte a sur, de este a oeste No te lo pierdas. / Cortesía

ESTADO DE MÉXICO

Imperdible: la Feria y Festival Alfeñique, en Toluca.
El azúcar toma forma en figuras que llaman: alfeñique (la técnica con la que se hacen las famosas calaveritas de azúcar) y las exhiben y venden también para degustarlas y ser parte de esta celebración artística y cultural. Los Portales de Toluca son el marco para que se reúnan las familias.
También se realiza el Festival de Noche de Muertos, en el parque ecológico Xochitla.
Tradición: los recorridos nocturnos en panteones del Estado son la actividad predilecta de los turistas y habitantes que preparan las leyendas para cautivar a los amantes de esta festividad.
En las iglesias se presentan los coros y hasta orquestas sinfónicas con números especiales para honrar la vida.

GUANAJUATO

Imperdible: el Festival de La Calaca, en San Miguel de Allende. Dura cuatro días.
Tradición: La fe está basada en los atributos de los cuatro elementos de la naturaleza: fuego, agua, viento y tierra, que unidos harán que el paso de las almas sea más sencillo. Estos elementos destacan en las ofrendas, exposiciones y desfiles.

GUERRERO

Imperdible: visitar las tumbas y altares de los pueblos indígenas nahuas, en Coatepec Costales, Teloloapan. Las danzas en los atrios de las iglesias.
Tradición: la muerte es la continuación de la vida y la celebran con la danza de los diablos y máscaras de diablos. Destacan los refrescos, cigarros y alcohol en las ofrendas y altares particulares, así como los grandes marcos con retratos de los difuntos.

HIDALGO

Imperdible: el Xantolo, con desfiles, bailes y exposiciones inmensas de altares. También realizan concursos de ofrendas y de caracterizaciones.
Tradición: recorrer las tumbas y velar a los seres queridos en los panteones.

JALISCO

Imperdible: variedad de actividades culturales y artísticas en Amatitán, Autlán, Tala y Tequila. Festival del Día de Muertos, en el Panteón Municipal de Amatitán.
Tradición: cada vez es más común que las nuevas generaciones adopten la tradición de levantar altares y también de caracterizarse como catrinas y catrines. Exposiciones creadas por artistas plásticos y creativos de cada municipio.
MORELOS
Imperdible: conocer los altares en Xoxocotla. La procesión en Ocotepec. Las ofrendas colgantes en Coatetelco, Miacatlán.
Tradición: en algunos lugares las familias salen de casa para que “los muertos puedan ocupar todo el espacio al visitar el lugar donde les ofrecieron un altar”.

NAYARIT

Imperdible: concursos de altares, en las comunidades. Ofrendas dedicadas a personajes históricos.
Tradición: podría parecer común mencionar la tradición de levantar ofrendas, pero cada región tiene lo suyo. Son auténticas también aquí donde los habitantes hacen representaciones prehispánicas y abundan el papel picado y las calaveras de azúcar llenas de color. Las familias hacen coronas de flores para sus difuntos.

NUEVO LEÓN

Imperdible: la interminable exhibición de altares en las calles de Santiago, Nuevo Léon. Las escalinatas de las iglesias que se visten de ofrendas iluminadas.
Tradición: danzar, maquillarse extraordinariamente para convivir en las plazas o escenificar el culto a la muerte. Catrines y catrinas de todos los estilos enmarcan esta festividad que no tiene igual.

PUEBLA

Imperdible: las majestuosas ofrendas que montan en Huaquechula.
Tradición: mejorar las ofrendas cada año, aumentar sus elementos, platillos, colores y artesanías que las componen para mantener la expectación en los visitantes.

QUERÉTARO

Imperdible: la fiesta y verbena en cada plaza que sorprende por la vistosidad y el júbilo de visitantes y de las comunidades indígenas, que dan muestra del arraigo cultural de los otomíes y chichimecas.
Tradición: acudir a iglesias y capillas para rezar por los difuntos.

QUINTANA ROO

Imperdible: el Festival de Tradiciones de Vida y Muerte de Xcaret.
Tradición: grupos artísticos de la zona maya comparten leyendas, historias, bailes y rituales dedicados a los fieles difuntos, en 14 foros simultáneos de este parque, en Cancún-Riviera Maya.

 

SINALOA

Imperdible: el ritual del Mayo-Yoreme, en los municipios: El Fuerte, Choix, Guasave, Sinaloa de Leyva y Ahome. Ver ofrendas en la explanada del Teatro Ángela Peralta.
Tradición: recorrer los callejones al ritmo de los danzantes y fuegos pirotécnicos. Rezan y suena la banda sinaloense.

SONORA

Imperdible: las fiestas y novenarios (rezos) en las iglesias. Los libros con nombres de los difuntos que se colocan en los altares comunitarios. Visitar el portal Valle del Mayo, en los municipios: Álamos, Quiriego, Navojoa, Etchojoa y Huatabampo.
Tradición: los altares en las iglesias destacan por lienzos o manteles de color negro con esculturas enormes de santos, vírgenes y flores. Los cantos, los preparativos de los platillos son singulares.

TABASCO

Imperdible: escuchar los rezos. Probar los dulces típicos de esta fecha.
Tradición: las familias mantienen el silencio y las calles libres para “el paso de las almas” de sus difuntos. Reinan en su mayoría el silencio y el tiempo de oración.

TAMAULIPAS

Imperdible: los mercados y las calles que se llenan de color por los altares que salen de las casas. Suelen lanzar fuegos artificiales.
Tradición: desde los tiempos de los chichimecas, en Tamaulipas conservan colocar artesanías muy singulares en los altares a sus muertos. Son coloridos y van a juego con manteles bordados a mano.

TLAXCALA

Imperdible: la Festividad de Todos los Santos. Visitar el Cementerio de San Juan Ixtenco. Las ofrendas abundantes en Totolac. La ceremonia nocturna en Tetehitec.
Tradición: conservan las raíces prehispánicas y españolas y la muestran en extensos tapetes florales. Hacen cruces con ramas y troncos delgados. Adornan las tumbas con tierra blanca de Tiztlán. Ofrendan pulque.

VERACRUZ

Imperdible: miles de personas se dan cita en todas las regiones de la entidad, donde se llevan a cabo las celebraciones tradicionales. El Festival Mictlán, en el Parque Bicentenario. Las Fiestas del Ninín, en Papantla.
Tradición: hacen calaveras de barro y es fuerte el olor a copal y flores a cada paso. Las familias colocan fotos de las personas fallecidas, flores y platillos favoritos de cada región, lo que les gustaba a los muertos.

YUCATÁN

Imperdible: el culto a los muertos conocido como: Hanal Pixán o Comida de las Ánimas, fuertemente dedicado a los menores de edad muertos. Al ritual para venerar a los adultos le llaman: Hanal Pixanoob.
Tradición: realizar misas dedicadas a las almas de los muertos. Levantar altares alumbrados sólo por veladoras. Los árboles también dan cobijo a ofrendas o altares.

 

ZACATECAS

Imperdible: visitar el Panteón Dolores y el Museo Rafael Coronel.
Tradición: llevar música a las tumbas, además de flores y comida.
Los niños piden calaverita, dinero o dulces, en una especie de alcancías con formas de calabazas o calacas. Montan verbenas en barrios y museos.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo