Plus

5 cosas para el auto en las que podrías invertir tu aguinaldo

El seguro para tu vehículo, cambio de llantas, suspensión, frenos y/o mantenimiento general son algunas de las opciones para cuidar tu patrimonio

Por Carmen Ortega

Lo sabemos: has esperado ansiosamente el momento para recibir ese dinero y poder cubrir algunos gastos. ¿Sabes en qué vas a gastarlo? A continuación te recordamos algunos aspectos de tu auto que es muy probable que hayas dejado para después y que sería un buen momento para tener en cuenta.

El seguro

Aproximadamente un 70% de los vehículos en México no cuentan con seguro, a pesar de que son obligatorios. Quizá pienses que no lo necesitas, pero en caso de accidente, estás poniendo en riesgo tu patrimonio y tus finanzas.

De acuerdo con datos del sector asegurador, el costo promedio para cubrir los daños ocasionados por un accidente es de 25 mil pesos, una cifra que menos del 20% de los automovilistas, están preparados para afrontar.

Si aún no cuentas con seguro, infórmate sobre los costos y beneficios y elige uno que se ajuste a tus necesidades.

Accidente auto

 

Llantas

Poca gente es consciente de la importancia de revisar los neumáticos y atender oportunamente los problemas que presentan.

Cuando la llanta se baja o se poncha, y se complica la conducción, entonces sí acudimos de inmediato a repararla. Pero el desgaste excesivo en la banda de rodamiento, así como los chipotes en alguna parte del neumático, pueden provocar la ruptura o explosión súbita de la llanta, por lo que no debemos llegar a esas instancias.

Si sólo vas a cambiar una llanta porque tuvo algún desperfecto, procura que sea ésta sea igual a las demás. Muchos prefieren cambiarlas en pares: Mismo tipo y medida que el resto, debería bastar. Si el desgaste es uniforme y cambiarás todas las llantas, comprueba en el manual la referencia adecuada para tu vehículo. No te olvides de realizar alineación y balanceo, para tener un rodamiento parejo.

Llantas

Suspensión

En lugares como la Ciudad de México, es común transitar por caminos irregulares. Baches, topes, coladeras y toda clase de problemas en el camino, ponen a prueba los elementos de la suspensión.

La suspensión se compone básicamente de dos partes: un elemento flexible y un elemento de amortiguación. Estas partes se integran por numerosos componentes que eventualmente necesitan mantenimiento o reemplazo, tanto por el desgaste natural, como por esfuerzos y tensiones fuera de su rango de resistencia.

Mientras más tiempo postergues la decisión de darle mantenimiento a estas piezas, peores daños pueden presentarse.

Suspensión

 

Frenos

Son elementos fundamentales en la conducción. Al estar detrás de los neumáticos, se complica su inspección visual, pero con un poco de experiencia tras el volante podríamos detectar la necesidad de ajustarlos.

Si necesitas pisar cada vez más profundo el pedal, el frenado no tiene la fuerza necesaria o percibes ruido al frenar, lleva tu auto a revisar. Tener los frenos a punto, aumenta significativamente nuestra seguridad a bordo.

Frenos

 

Mantenimiento

La revisión preventiva, anticipa la degradación de algunos elementos como bujías, aceite y filtros, contempla la revisión de niveles de los fluidos, y permite diagnosticar el desgaste prematuro o averías no manifestadas del vehículo. Se recomienda realizar sal menos dos mantenimientos menores y un mantenimiento mayor al año.

Si tu auto ya presenta algún problema, entonces debes procurar repararlo cuanto antes. Un auto en buen estado es más cómodo y seguro, además de que conserva un mejor valor de reventa. Existen talleres autorizados por marca, talleres especializados por sistema o componente, así como talleres generalistas donde puedes reparar el auto de acuerdo a tus necesidades.

Mantenimiento carro
Loading...
Revisa el siguiente artículo