¿Por qué es importante que tu hijo asista a un campamento de verano?

A través de cifras y hallazgos en investigaciones, te decimos por qué deberías invertir para que tu niño o adolescente asista a una de estas actividades en vacaciones

Por Maryelin Reyes Bautista

Para muchos padres trabajadores, la vacaciones de la escuela que tienen sus hijos en estas fechas son sinónimo de preocupación, por el hecho de que no saben en qué ocuparlos mientras realizan sus compromisos laborales.
Si tienen una edad adecuada, muchos optan por dejarlos en casa donde, mayormente se dedican a ver televisión, jugar videojuegos o usar redes sociales. Otros prefieren dejarlos con algún familiar; sin embargo, nada impactará más la vida de ese niño o adolescente que un campamento de verano.

Aquí, además de correr, bailar, cantar, enlodarse, divertirse, podrá hacer nuevos amigos y darle un mayor valor a la interacción cara a cara que se ha perdido por el apego que generan las pantallas en las nuevas generaciones.
“El camp ofrece a los niños un ambiente seguro donde pueden tomar riesgos positivos, siendo guiados y tener experiencias de liderazgo”, explica Pablo Casas Alatriste, fundador de Kin Camp, empresa que próximamente cumple 15 años ofreciendo diversión y educación a través de los campamentos de verano.

Según estudios realizados en Estados Unidos por la American Camp Association, los niños que asisten a campamentos obtienen muchos beneficios a corto y largo plazo, entre ellos, una mejora en su autoestima y su interacción con los demás.

Una de las acciones principales de este espacio es crear aventuras humanas seguras, que los participantes se empapen del ambiente social, generen amigos reales y obtengan herramientas para la vida como liderazgo, comunicación, creatividad, trabajo en equipo, negociación, flexibilidad social y tolerancia.

¿Por qué es importante un campamento de verano? Una opción que le hará mucho bien a tus hijos. / Dreamstime

Anécdotas

Cuando a Pablo le preguntan que a qué se dedica y dice que tiene un campamento, la pregunta que sigue es: ¿y en qué trabajas los demás días del año? Esto hace notar cuán infravalorada es esta labor. Ante esto, ya prefiere decir que se dedica al negocio de la construcción. Y cuando le dicen ¿y qué construyes? Su respuesta es: “Me dedico a la construcción de los líderes del mañana; construyo autoestima, niños que aprendan a ser niños. Porque de eso se trata un campamento de verano”.

Cuenta que a muchos padres les da temor enviar a sus hijos para que no se raspen las rodillas o para que no se caigan; temen si en estos espacios hay la suficiente seguridad, sin embargo, de acuerdo a Casas, también presidente de la Asociación Mexicana de Campamentos, hay estudios que demuestran que es más nocivo el tiempo que los niños y adolescentes dedican a estar en sus pantallas de celular, pues en algún momento se llegan a sentir solos e, incluso, pueden atentar contra su integridad física.

De acuerdo con los datos que proporciona Casas, el 95% de la población rusa tiene derecho a ir a un campamento en verano de 21 días al año pagados por el gobierno. “Porque saben que es la mejor manera de tener a los niños no ociosos en sus casas sino desarrollando habilidades”, enfatiza.

Los niños de la generación Z desarrollan de manera natural las habilidades tecnológicas; la gran mayoría cuenta con un smartphone y casi un 50% de ellos utiliza los mensajes de texto como forma de comunicación primordial, dejando de lado la convivencia real con sus pares, por ello Kin Camp hace el 100% de los campamentos espacios libres de tecnología.

Modalidades de campamento

Junior
Edad: de 5 a 12 años
Duración: 14 días
Costo: 29 mil 500 pesos
Descripción: diseñado para los más pequeños de la casa. Está centrado en el trabajo en equipo, la amistad y la diversión.

Senior
Edad: de 13 a 17 años
Duración: 14 días
Costo: 29 mil 500 pesos
Descripción: pensado para esos adolescentes que vienen de casa cargados de energía y que les encanta enfrentarse a retos, vivir experiencias diferentes y hacer nuevos amigos.

Máster
Edad: de 6 a 17 años
Duración: 7 días
Costo: 17 mil pesos
Descripción: aquí se encuentran grandes y pequeños, no para competir entre ellos sino para desarrollar nuevas habilidades artísticas y deportivas.

Sedes

• Exhacienda de Chautla, Puebla.
• Alpinia, Puebla.

Campamentos al año en México y otros países
• 30 México
• 750 Canadá
• 3,300 Estados Unidos
• 120 mil Rusia

DATO

El primer campamento registrado se hizo en Estados Unidos en el año 1861; hace 148 años.

1937

fue el año en que se realizó por primera vez un campamento en México.

NEWSLETTER

Lo Último de en tu correo...

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo