Un hotel que provoca una sublime experiencia en la CDMX

El Pug Seal ofrece un concepto innovador que une de manera perfecta la privacidad y el diseño de un hotel boutique con la funcionalidad de un B&B, dando como resultado una experiencia cálida e inimitable.

Por Ignacio Campos

La Ciudad de México nunca deja de sorprender con todo lo que ofrece, en lo que sea que se busque, y el Pug Seal Hospitality Boutique entra dentro de esta categoría de cosas que probablemente se ignoran, pero que afortunadamente existen para proporcionar una rica experiencia sensorial.

Se trata de un hotel boutique ubicado en la calle de Anatole France 307, en Polanco, cuya decoración y mobiliario dan la impresión de llegar a un hotel de Europa, lleno de linaje y señorío sin igual que le proporciona su concepto de fusionar lo clásico con lo modernista, aunado a una paleta de colores en la que predominan el morado y el verde.

Causa sorpresa que esa mansión en tono bicolor que ocupa la esquina de Anatole France y Homero no sea tal, sino el referido hotel, con 26 habitaciones repartidas en tres niveles.

Viajes La fachada del hotel llama la atención por su colorido. / Cortesía Pug Seal Hotel

Cada uno de los cuartos está decorado con un diseño diferente, pero cuyo común denominador es el terciopelo en los muebles, sillas lounge, candelabros, muros tapizados, todo haciendo contraste con la modernidad de los enormes espejos que ocultan la pantalla de TV, así como el mobiliario del baño.

A diferencia del hospedaje de cadena, donde la estandarización permite que todo funcione como un perfecto engranaje, pero sin proporcionar emoción alguna, en esta propiedad sientes que llegas al hogar de los abuelos por la serenidad y tranquilidad que transmite, por su distinción, originalidad de sus instalaciones, y el servicio personalizado.

El visitante se siente transportado al pasado apenas cruzar la puerta de entrada y caminar sobre el hermoso tapete que conduce al front desk mientras se observa el piano de época a un lado.

Es bien sabido que los detalles cuentan y aquí se constata con los objetos decorativos muy bien seleccionados que despiertan nostalgia, como el tocadiscos, la vajilla, las tazas o las cucarachas de latón de gusto impecable.

Viajes En el comedor podrás disfrutar de un delicioso desayuno a la carta. / Cortesía Pug Seal Hotel

El desayuno a la carta, incluido en la tarifa, consiente a los huéspedes por su sabor y calidad.

Se divide en diversas áreas comunes: comedor con vista al jardín, donde se pueden encontrar soft drinks a lo largo del día y pequeños bocadillos, como cortesía; un rooftop, una terraza lounge que puede funcionar como área de juntas de trabajo, si acaso necesitas de ella.

En cuanto a las habitaciones, éstas se categorizan como: Junior Suite, Suite, Executive Suite, Master Suite y Master Executive.

La habitación en la que nos hospedamos fue una Executive Suite, que cuenta con 40 a 45 metros de espacio, cama king size, frigobar con refrescos y cerveza de cortesía, minisplit, smart TV para navegar en Internet o ver Netflix (por si no es de su gusto la programación de la televisión por cable).

También incluye ropero (como el de las abuelas), pantuflas, baño con tina y una pequeña terraza con una mesa al centro para tomar el aire fresco mientras se disfruta de una bebida o simplemente se busca la relajación.

Su ubicación tiene la ventaja de encontrarse en una zona bastante tranquila, porque no está enseguida a los restaurantes y bares que predominan en el vecindario, como por ejemplo en la avenida Presidente Masaryk, que se ubica aproximadamente a 500 metros. Aunque resulta sencillo ir caminando o haciendo uso de las bicicletas o scooters que proporcionan en préstamo en la recepción.

Viajes Las habitaciones tienen un diseño ecléctico. / Cortesía Pug Seal Hotel

Otro detalle es que también ofrece paraguas en caso de requerirlo, lo que en tiempo de lluvia se agradece.

Difícilmente quien lo visite podrá permanecer impávido ante la apabullante creatividad.

El Pug Seal une armoniosamente intimidad, servicio y decoración que marca perdurablemente a los huéspedes que llegan a él sin saber de la experiencia que les proporcionará vivir en esta sublime locación.

UN ESPACIO QUE CAUTIVA

• Es un proyecto hecho por Dirk Jan Kinet, un ícono belga, ya nacionalizado mexicano, en el mundo de la decoración.

• El diseño empleado es una creación auténtica, atrevida y con una presencia difícil de ignorar.

• Los distintos espacios del hotel invitan al desarrollo de la creatividad y a la explosión de los sentidos.

• Las habitaciones de cada piso están nombradas acorde a la generación que representan.

 

BÁSICOS QUE DEBES SABER

• Check in 3: 00 PM, check out 12 PM.

• Desayuno gourmet a la carta, soft drinks, snacks todo el día e Internet, están incluidos en la tarifa.

• Cuenta con un pequeño estacionamiento con capacidad para un par de autos.

• La tarifa por noche ronda los 290 dólares.

NEWSLETTER

Lo Último de en tu correo...

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo