Siete razones para decorar con pisos cerámicos tipo madera

Si tú también quieres unirte a la moda de incluir la madera en la decoración de tus pisos o muros, The Home Depot nos comparte siete motivos por los cuales debes elegir esta opción para tus rincones favoritos, ¡toma nota!

Por Interiorismo

Si tuviéramos que definir una tendencia en pisos que jamás pasa de moda, la madera natural sería la ganadora porque enamora por su belleza y tradición, convirtiendo el lugar en un espacio muy agradable y acogedor. Eso sí, hay que tomar en cuenta que tener duela en casa es costoso y requiere de un mantenimiento mucho mayor que otros pisos convencionales. Afortunadamente, hoy en día puedes lograr que tus espacios se vean únicos y elegantes con la gran variedad de pisos que imitan perfectamente acabados y texturas que da la madera. Checa estas recomendaciones:

1. Resistente a la humedad

Los pisos cerámicos tipo madera tienen un porcentaje de absorción de agua mínimo. A diferencia de la madera natural o duela, estos no se deterioran fácilmente con el agua ni son propensos a desarrollar moho; además, puede limpiarse tantas veces como se requiera sin perder sus propiedades y acabados, lo que lo convierte en el material ideal para espacios expuestos constantemente a la humedad, como el patio o terraza, la cocina o el baño.

2. Fácil y bajo mantenimiento

Al poseer todas las ventajas de la cerámica, los pisos tipo madera prácticamente no necesitan mantenimiento, ya que no se tendrán que encerar o pulir. Además son fáciles de limpiar al poder hacer uso de casi cualquier tipo de producto de limpieza para su aseo, manteniendo su belleza original.

3. Ideales para cualquier espacio

Por su bajo mantenimiento y resistencia a la humedad, la madera cerámica puede ser usada en interiores como en exteriores, aportando personalidad y opciones a lugares en los que pensabas que era imposible poner piso de madera. Te recomendamos optar por los tonos grisáceos como los que ofrece el piso Folk, estos son los tonos en tendencia y, por ser neutros, combinarán perfecto con tu decoración.

4. Resistentes al tránsito

Al compararse con la madera natural, la madera cerámica tiene una resistencia superior al paso de las personas. Un ejemplo es el piso Memphis, el cual es ideal para tráfico intenso. Por lo tanto, el uso diario no desgasta su apariencia original, y, por si fuera poco, en su superficie no se marcan ruedas, tacones o cualquier otro elemento que se genere con el paso diario en ese espacio.

5. Libre de olores

Las personas que ya han probado con madera natural sabrán que, al ser porosa, retiene el olor del ambiente en el que está instalada, ya sea el baño, la cocina o incluso espacios en donde se tenga contacto con mascotas. Por el contrario, la madera cerámica no mantiene olores y, debido a su fácil limpieza, es un recubrimiento perfecto para espacios habitados por personas alérgicas o en contacto con mascotas.

6. Conservan su belleza

Las altas temperaturas de los hornos en los que la loseta cerámica es fabricada provocan que sea un producto de una dureza única, que además, es inmune a la decoloración por exposición a los rayos del sol. Por este mismo origen, los pisos tipo madera pueden garantizar que tanto sus texturas, como sus tonos y acabados no se verán alterados por la radiación solar en caso de que decidas colocarlo en el exterior, ya sea como muro o piso. Si tu proyecto es para exterior, te recomendamos el tablón Hepburn, el cual es ideal para estas áreas y también va perfecto para muros.

7. Amigable con el medio ambiente

En estos tiempos en los que se hace cada vez más importante proteger nuestros bosques, las maderas cerámicas son la solución más ecológica, ya que nos brindan todas las características de las maderas naturales y además le podemos sumar las ventajas de la durabilidad, resistencia, facilidad de limpieza y una cantidad ilimitada de opciones de aplicación.

NEWSLETTER

Lo Último de en tu correo...

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo