El comal de Chicago en Tzuco

Carlos Gaytán el primer chef mexicano en ganar una estrella Michelin, regresa al circuito restaurantero de Chicago.

Por José Lebeña

Carlos Gaytán, el embajador a escala mundial de la gastronomía nacional y el primer mexicano en ganar una estrella Michelin, regresa a Chicago con la apertura oficial de su restaurante Tzuco.

Carlos Gaytán regresa al circuito restaurantero de Chicago con la apertura oficial de su restaurante Tzuco. Foto: Publimetro

Atrás quedó la experiencia de Mexique también en la Ciudad de los Vientos, con una experiencia que ahora traslada a Tzuco, Panango! y Tales by Carlos Gaytán.

Ahora, en la esquina de State y Superior, se puede encontrar un pedazo del pueblo natal de Gaytán, Huitzuco (Guerrero).

Porque no sólo el sabor llega a la mesa de los comensales, también su flora, herramientas y hasta un comal, todo un conglomerado visual protagonizado por la naturaleza muerta instalada por Nacho Cadena.

La receta del éxito de Carlos Gaytán

Carlos Gaytán el primer chef mexicano en ganar una estrella Michelin Carlos Gaytán el primer chef mexicano en ganar una estrella Michelin. / Foto: Cortesía de restaurante Tzuco en Chicago

Con esta nueva sede Gaytán quiere cambiar la historia de la gastronomía en mesas para compartir cada uno de los platillos de su menú.

Con su peculiar sazón para fusionar las cocinas mexicana y francesa, el chef no sólo achaca su éxito y la apertura de este nuevo ciclo a su mano, sino a la de todo un equipo muy joven y a la fe. “Es un bendición, sabíamos que Chicago esperaba con ansias la apertura de Tzuco y mi regreso. Tenemos listas de espera de dos o tres semanas”, señala el guerrerense que ultima un lugar muy íntimo y exclusivo dentro de Tzuco: Tales con Carlos Gaytán.

Este rockstar de la gastronomía enfatiza que sigue siendo la misma persona que salió hace más de 30 años de Huitzuco, “aunque algo más ocupado”. De su casa yde su infancia llevó a Chicago los sabores de su madre y de su abuela, las tortillas pero en especial de esos productos de la huerta que se dan por temporadas. De la Ciudad de México se declara fanático de los mercados, de ahí que no dejó de incluir en su menú los tradicionales esquites, así como los chapulines o el queso de cincho de los ranchos de Guerrero.

He caído un millón de veces; pero… creo que mi mayor logro es la capacidad que tengo de levantarme una y otra vez.

“Muchos de los productos que traemos de México tratamos de adaptarlos al paladar de los estadounidenses, que es algo más de balance. Siempre debe haber algo picante, ácido, dulce para cuando lo muerdan el sabor sea perfecto. Esto lo tengo en la mente cuando me pongo a crear”, señala Gaytán.

Este guerrerense tiene un reto diario: “Mantener a mi gente y a mi familia motivados para crear y transformar vidas y almas a través de nuestra gastronomía”.

Imágenes del restaurante Tzuco, de Carlos Gaytán

 

NEWSLETTER

Lo Último de en tu correo...

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo