Cristina Morató: “Mi libro llega en un momento de gran cambio en este país”

Cristina Morató, la escritora y periodista española presentará su nuevo libro Diosas de Hollywood el próximo 6 de marzo en Puebla, en el hotel Cartesiano. Una fecha nada casual pues está cercana al 8 de marzo, Día de la Mujer.

Por Carla O'Donnell

Morató nos acerca al lado más humano “de mujeres poderosas y legendarias que brillaban con luz propia” y ahonda en la alargada sombra de los abusos en la época dorada de Hollywood, en donde entonces para las actrices “era impensable denunciar nada como ha hecho ahora el movimiento Me Too”.

“Para mí los viajes son una escuela de vida y no una acumulación de kilómetros”

Pasión por viajar

Gracias a la editorial Plaza & Janés estará visitando nuestro país ya que cuenta con muchos leales lectores y lo considera “un honor” porque salir de gira fuera de España no es lo habitual.

Morató tan soñadora como rebelde, siente verdadera pasión por México y por la cultura maya, tanto es así que incluso se casó en una aldea en Chiapas.

Cristina Morató como el aire siempre en movimiento, recién llegada de Birmania, nos explica porqué escribe siempre “biografías de mujeres reales, fuertes, rebeldes, valientes y emprendedoras.”

“Las mujeres son las grandes olvidadas de la Historia. Me fascina el personaje de Sor Juana Inés de la Cruz”

Diosas de Hollywood

Para Diosas de Hollywood, su octavo libro, ha elegido como protagonistas a Ava Gardner, Rita Hayworth, Grace Kelly y Elizabeth Taylor, a quien califica como la última reina de Hollywood.“Los dueños de los estudios ejercían un control casi feudal sobre sus actrices, las consideraban de sus propiedad y decidían sobre los matrimonios, divorcios y hasta los abortos”, expresa.

¿Por qué siguen despertando tanto interés estas estrellas clásicas del Boulevard de los sueños rotos?

Pues creo que aparte de su fotogenia y de su inigualable belleza y personalidad fueron protagonistas de una vida mucho más intensa y dramática que la de cualquiera de los personajes que interpretaron en la gran pantalla. Además, fueron mujeres que en su época marcaron estilo y algunas como Grace Kelly, fueron auténticos iconos de elegancia y glamour. Millones de mujeres soñaban entonces con parecerse a ella.  En mi libro he intentado mostrar el lado más humano y menos conocido de unas estrellas que en su tiempo fueron las más deseadas y fotografiadas del mundo. Sin embargo, el amor les fue esquivo y sus vidas estuvieron marcadas por la soledad, los divorcios, las adicciones, los malos tratos y los desengaños.

“Lo único que quiero, es lo mismo que todo el mundo, ser amada” (Rita Hayworth)

Diosas de barro

Has elegido a cuatro actrices en concreto y no al azar. ¿En qué coinciden todas ellas?

La cuatro fueron las grandes divas del viejo Hollywood. Tenían el mundo a sus pies, contaban con una legión de admiradores y protagonizaron sonados romances con los galanes más atractivos de su época. Sus amoríos y escándalos ocupaban a diario las páginas de las revistas del corazón. Pero también las cuatro compartieron amistad, rodajes y algún amante… Por ejemplo Ava Gardner y Grace Kelly se conocieron en el rodaje de la película Mogambo y se hicieron muy amigas. Ava fue de las pocas actrices de Hollywood que asistió a la boda de Grace con el príncipe Rainiero en Mónaco. Y Liz Taylor tuvo una aventura con Frank Sinatra cuando aún estaba casado con Ava pero su matrimonio ya estaba roto.

Para muchas actrices el Hollywood dorado fue un infierno y el silencio era la norma. Rita Hayworth se negó a acostarse con el poderoso productor Harry Cohn de la Columbia Pictures y éste le arruinó la vida y su carrera encasillándola en papeles de sex symbol a lo ‘Gilda’ que ella detestaba.

“Todos estamos atados a nuestro destino y no podemos deshacernos de ello” (Rita Hayworth)

¿Cuál de estas diosas de barro te ha despertado más compasión?

Pues la historia de Rita Hayworth es muy triste. De todas fue la más vulnerable y la que más sufrió durante su carrera. Cuando Rita era niña su padre, el bailarín español Eduardo Cansino,la obligó a abandonar la escuela y a actuar con él en locales nocturnos de Tijuana, México, donde se presentaban como pareja artística: los Dancing Cansino. Rita era una mujer bellísima y una magnifica bailarina pero su vida estuvo marcada por los abusos de su padre, lo cual le creó un enorme sentimiento de culpa que arrastró toda su vida. Rita se casó cinco veces y casi todos sus maridos fueron unos desaprensivos y se aprovecharon de ella. Al final, cayó en el alcoholismo y sufrió Alzheimer.

“Mi libro llega en un momento de gran cambio en este país” Una interesante propuesta literaria. / Cortesía Cristina Morató

Grace Kelly, una princesa de película

Aunque la vida de Grace Kelly como princesa de Mónaco tampoco fue un cuento de hadas…Grace Kelly abandonó Hollywood cuando estaba en lo más alto de su carrera para casarse con un príncipe pero su vida junto a Rainiero no fue como ella imaginaba. Antes de casarse con él apenas se habían visto aunque estuvieron meses carteándose. Con el tiempo descubrieron que sus gustos eran muy distintos. Sus primeros años como princesa fueron muy duros. La vida en el palacio de los Grimaldi le resultaba vacía y asfixiante, siempre observada y obligada a cumplir con un anticuado protocolo. Se sentía una extraña y muy sola, su familia y sus amigos estaban lejos y apenas hablaba francés. Grace murió en un trágico accidente a los 52 años en plena madurez cuando estaba a punto de regresar al cine, su única y verdadera pasión.

México en el corazón

Regresas a México, a tu segunda casa, ¿se podría decir así?

México ocupa un lugar muy especial en mi corazón por varios motivos. De joven, como reportera y con mi cámara de fotos, pude recorrer muchos rincones de este país que es en realidad un universo. Visité Oaxaca, Puebla, Yucatán, Quinta Roo, Chiapas, Ciudad de México…Realicé un sin fin de reportajes para revistas de turismo y de viajes y algunos incluso me valieron el Premio Pluma de Plata que me otorgó la Secretaría de Turismo de México. Y años después me casé en la aldea maya de Zinacantán, en Chiapas, en una ceremonia que nunca olvidaré. Las tejedoras me regalaron un hermoso huipil emplumado que llevé durante el banquete y que lo guardo en mi casa de Madrid como mi mayor tesoro.

Sientes auténtica querencia por las culturas indígenas, la maya en concreto, incluso has convivido con ellos.

La primera vez que viajé a México me sentí muy atraída por la rica tradición textil de los mayas que ha logrado sobrevivir al paso del tiempo. Durante diez años viajé por México y Guatemala fotografiando en las aldeas los rituales y las fiestas donde los indígenas, hombres y mujeres, lucen sus mejores galas. También pasé un tiempo con las tejedoras que aún elaboran los tejidos en telares de cintura con técnicas prehispánicas y utilizan tintes naturales como el añil o la cochinilla. Con todo este material fotográfico hice una exposición de fotos titulada Los Hijos del Maíz que fue mi particular homenaje a los mayas y a su rico patrimonio cultural.

¿Algún platillo predilecto de la cocina mexicana?

La cocina mexicana es un festín de aromas, colores y texturas. Me encantan los ceviches de la costa, los frijoles, los tamales pero también platos tan elaborados y únicos como los chiles en nogada o el mole poblano.

 “No sería la misma si no hubiera viajado o pasado largas temporadas en África, en el Sudeste Asiático o en América Latina”

Se dice que la vida es un viaje en sí mismo. ¿Sabes cuántos países llevas en la mochila vital?

Nunca los he contado, seguramente son más de cincuenta países desde que comencé a recorrer el mundo como reportera con mi cámara al cuello siendo muy joven.  Para mí los viajes son una escuela de vida y no una acumulación de kilómetros. Viajar me hace ser más solidaria y seguir comprometida con la lucha por los derechos humanos y la defensa de la naturaleza.

La décima musa

¿Hay alguna mujer mexicana que esté en tu órbita o a la que querrías dedicar un libro?

Me fascina el personaje de Sor Juana Inés de la Cruz. Fue una mujer adelantada a su época, una erudita religiosa y escritora prolífica del siglo XVll que desafió a la sociedad de su tiempo. A los 8 años escribió sus primeros poemas y le pidió a sus padres que la dejaran vestirse de hombre para poder asistir a la escuela. Nunca abandonó su amor por la escritura, tanto que se recluyó voluntariamente en un convento para poder terminar sus libros en tranquilidad. Durante su vida escribió una serie de obras de teatro, poemas, sonetos y hasta un tratado de Música. Según Octavio Paz, Sor Juana fue la primera feminista de América.

“Es necesario recuperar esos nombres femeninos porque las jóvenes de hoy en día necesitan referentes”

Siempre las mujeres de tus libros son protagonistas. Has sido una adelantada al momento efervescente que estamos viviendo tras el movimiento “Me Too”….

Las mujeres, en general, son las grandes olvidadas de la historia. En los libros de texto apenas aparecen nombres femeninos. Las más grandes viajeras surgen en el siglo XlX, en aquella puritana Inglaterra victoriana donde las mujeres eran invisibles. Las que se atrevieron a recorrer solas el mundo tuvieron que enfrentarse a las burlas y los prejuicios de su tiempo. Los hombres de ciencia las tachaban de “ locas, excéntricas e inmorales” y no contaban con el apoyo de las grandes sociedades geográficas del momento. Y sin embargo estas damas, tras su frágil apariencia, ocultaban una enorme rebeldía y fuerza de voluntad. Sabían cabalgar, llevar una granja, cazar con arco, disparar un fusil y organizar un safari. Algunas tuvieron el valor de alzar su voz contra el racismo y la esclavitud.

¿Qué tanto tienen en común contigo esas heroínas que eliges para tus libros?

Para mí estas mujeres que viajaban en pleno siglo XlX al corazón de África solas y sin escolta, vestidas con sus enaguas y sus corsés,  expuestas a mil peligros y enfermedades, son una inspiración y un ejemplo de que la mujer no tiene límites para hacer realidad sus sueños cuando se lo propone. Cuando escribo sobre grandes viajeras o exploradoras del pasado olvidadas por la historia, en realidad lo que hago es rendir un homenaje a las pioneras, a mis antecesoras. Hay que recuperar del olvido las hazañas de valientes mujeres como misioneras, peregrinas, conquistadoras, arqueólogas, piratas, pioneras de la aviación… que encontraron en la aventura su razón de existir. Y si es cierto que yo tengo en común con ellas la pasión, la curiosidad, el afán de aventura y la rebeldía.

¿Cómo fue la transición de dejar de ser periodista a ser escritora?

Trabajé muchos años en televisión realizando distintas labores, desde reportera, a presentadora y directora de programas. Pero un buen día la abandoné porque me encargaron escribir un ensayo sobre mujeres viajeras. Aunque en realidad, nunca he dejado de ser periodista, al contrario, escribo biografías que implican una gran labor de investigación. Justamente lo que más me gusta es precisamente buscar información en archivos y viajar a los escenarios donde vivieron las protagonistas de mis libros.

 Más sobre Cristina

*En 2001 publica su primer libro: Viajeras intrépidas y aventureras.

Desde entonces no ha parado de escribir sobre “mujeres reales con unas vidas que merecían ser contadas.”

*En la actualidad tiene una columna de opinión en el suplemento Mujer Hoy y escribe en la revista Hola

*Si tuviera que perderse en algún lugar sería en el país más pequeño y feliz del mundo: “Bután, un reino de leyenda entre dos gigantes, China e India, rodeado de imponentes paisajes y situado a los pies del Himalaya.”

*Premio Pluma de Plata, concedido en tres ocasiones por la Secretaría de Turismo de México y Premio Friend of Tailand

Sobre la autora

Morató nacida en Barcelona pero con residencia en Madrid, acaba de recibir el premio de la Fundación Woman’s Week 2020, en el apartado de Mujer y Cultura. Defensora de los derechos humanos y la naturaleza, es miembro de la Royal Geographic Society y fundadora de la Sociedad Geográfica Española. Además, es una avezada fotógrafa y una viajera intrépida.

NEWSLETTER

Lo Último de en tu correo...

Loading...
Revisa el siguiente artículo