logo
Vicky Mango es una propuesta completamente nueva a base de mango y chamoy que llega a formar parte de la familia de las Vickys. / DreamstimeVicky Mango es una propuesta completamente nueva a base de mango y chamoy que llega a formar parte de la familia de las Vickys.
 / Dreamstime
Plus 14/04/2021

Refréscate con esta nueva bebida que mezcla nuestros sabores

Yune Aranguren, Directora de Cerveza Victoria en Grupo Modelo, platica con Publimetro del lanzamiento de Vicky sabor mango y de su concepto Hijos de la mezcla

La familia de la cerveza Victoria crece con Vicky sabor mango, platícanos de esta presentación

—Estamos muy contentos porque estamos lanzando la nueva familia de las Vickys. Vicky chelada salió al mercado hace unos años y el pasado lanzamos Vicky Chamoy, ahora ya todas tienen la misma identidad visual. Este nuevo sabor, al igual que la de tamarindo, también tiene chamoy, además de que solamente tiene 2.5 grados de alcohol, la verdad es que está deliciosa y no es por echarle flores a toda la gente que está detrás de esta innovación, porque es un líquido de verdad muy rico y espero que a los consumidores les guste muchísimo. Un tip para los amantes de mezcal: la Vicky Mango va muy bien con este destilado.

¿A qué se debe que sigan introduciendo este tipo de bebidas?

—Victoria es la primer cerveza de México, tiene 155 años de existir en nuestro país y nos gusta pensar que esa cantidad de años acompañando a los mexicanos a la hora de reunirse con sus amigos o familia, nos da las credenciales para saber cómo nos gusta comer a los mexicanos, cómo nos gusta tomar chela y la realidad es que el ritual de la cerveza que tenemos en nuestro país, que es tan particular como las micheladas, es algo muy mexicano, tanto que a los extranjeros los sorprende cuando la prueban y conforme pasa el tiempo, lo adoptan. Si te das cuenta, incluso, nosotros mismos en algunos lugares de la república hemos llevado el ritual a unos niveles que sorprenden como las famosas cervezas mezcladas con gomitas o las gomichelas; hay otros lugares donde se mezcla con camarones o mariscos, otros con carne seca y, así, cada lugar del país es distinto. En este sentido ¿cómo no proporcionarle algo al consumidor con el que se identifica? es un homenaje a la manera en que nos gusta tomar cerveza y rendirle un tributo a la originalidad de los mexicanos.

Nueva Vicky sabor mango es deliciosa. / Cortesía Cerveza Victoria

¿Qué nos puedes decir de la campaña Hijos de la Mezcla que están llevando a cabo?

—Tenemos un concepto que está dedicado a los hijos de la mezcla, que viene asociado a esa expresión muy mexicana de “hijo de su madre”, en donde vemos a distintas personalidades como Ramón Rojo que fundó el sonidero en México, también está “El Chino”, de Tepito, quien lleva muchos años dedicándose al tatuaje y que lo ha mexicanizado; tenemos a una Nayeli de Alba que se dedica a la moda y, en ese sentido, un hijo de la mezcla no necesariamente tiene que ver en cómo te tomas la cerveza, sino en cómo uno mismo a veces produce mezclas que te hacen dedicarte a una profesión que no existía; o como a todos ahora nos gusta tener un nivel de autenticidad, queremos ser únicos y que nos reconozcan por eso, así que un hijo de la mezcla no solamente es quien se toma la chela a su manera, sino también aquel que le gusta innovar en la forma en que viste o cómo habla, a lo mejor en la forma en que pone la música y también es una celebración a la gente joven, sobre todo, la que se asocia con los nuevos géneros musicales que se escuchan actualmente, tan diversos como el sonidero o el reguetón y, en general, la música para bailar que está de moda en todo nuestro país. También buscamos que se tenga esta frescura que tienen las mezclas y es la sensación que queremos que la gente se quede.

¿La idea es proporcionar un refresh a lo que ya se conoce?

—Completamente, y esto es justamente la idea detrás de todas las innovaciones que tenemos en Victoria, que sea algo que de verdad se sienta auténtico, único y porque hay un equipo de personas dedicados a entender estos gustos tan particulares que a los mexicanos nos encantan, cómo es que mezclamos los sabores y los distintos ingredientes que tenemos a la mano. La idea es hacer algo que no se vea como una imitación sino como algo que estuvo hecho para el consumidor y en la manera que les gusta tomar una cerveza.

Quizás sea muy pronto para decirlo, pero ¿ya estás pensando en acrecentar el portafolios de la marca con nuevos sabores?

—Es una expresión muy mexicana que en la chamba siempre estamos con un ojo al gato y otro al garabato. Con las Vickys se nos está abriendo un mundo de posibilidades y sí, la idea es poder seguir sorprendiendo a nuestros consumidores.