logo
Anímate a conocer a los manatíes en un nado único y reservado para muy pocos. / CortesíaAnímate a conocer a los manatíes en un nado único y reservado para muy pocos. / Cortesía
Plus 20/07/2021

Florida, el estado del Sol que te reconecta con la naturaleza

Recorre las zonas rurales de Florida y nada con manatíes, haz lanzamiento de hachas, kayaking y más actividades que te sorprenderán.

Por : Publimetro

Lo primero que a uno le puede venir a la mente cuando piensa en Florida es parques de diversiones, playas, cayos y mucha fiesta. Sin embargo, hay mucho más que ver en el Estado del Sol que hará de la estancia en esta península estadounidense todo un viaje extraordinario.

En esta ocasión Publimetro viajó a Orlando para adentrarse en un viaje único que conecta al viajero con la naturaleza, la adrenalina y la economía sustentable.

Sus lagos

Para adentrarse en Florida desde la capital de la diversión y la fantasía, hicimos una primera parada en la localidad de Sebring.

Esta pequeña ciudad está llena de lagos y humedales que es muy conocida por su autódromo, el Sebring International Raceway.

Tendrás muchas postales para tus redes sociales. / Cortesía

Desde este punto es fácil acceder al Arbuckle Creek para realizar un paseo panorámico en un aerobote que puede rentarse en el resort de Neibert.

Este recorrido que puede durar entre una hora y hora y media se adentra por ríos y lagunas en las que es fácil divisar las aves locales e incluso algún que otro aligator.

Lo más destacado de este pantano son los cipreses que se elevan desde el agua y las amplias zonas cubiertas por helechos.

Lanzamiento de hachas

Para hacer un paréntesis tras el recorrido, los locales acuden a Cowpoke’s Watering Hole, una cabaña en la que, además de un amplio menú, uno puede divertirse con música en vivo e incluso karaoke.

Entre las recomendaciones del lugar están —y no son las hamburguesas tradicionales— las ancas de rana, la sopa de cangrejo, el cracker caprese y el cóctel Alligator Slammer.

A unos minutos del restaurante, Sebring ofrece un pequeño centro de lanzamiento de hachas. Se llama Boomaxe y es muy concurrido por la gente joven y por todo aquel que quiere liberar un poco de adrenalina lanzando hachas contra las paredes de madera.

Su fruta típica

Vivir una experiencia sobre la naranja, la fruta emblemática del estado, es un must si lo que buscas es pueblear en EU. En Maxwell Groves, un pequeño puesto de frutas al aire libre se pueden saborear decenas de productos derivados de este cítrico: helado de naranja, jugos recién exprimidos e incluso mermeladas, y además te pueden dar un recorrido por la zona de recolección así como de sus procesos de producción.

Algo similar, pero con bebidas espirituosas, sucede en Sugar Sand Distellery. Ubicada en el 964 Henscratch Road, en Lake Placid, es la única destilería de caña de azúcar cultivada en EU. La granja es un centro de producción de ron, vodka, licor de luna, ginebra y whisky.

En lo que respecta a los alrededores de Sebring, es interesante visitar el parque estatal de Highlands Hammock. Este área natural es muy conocido entre los locales por el Cypress Swamp Trail, un lugar idílico dentro del parque.

Para llegar a este sendero elevado puedes caminar o incluso transportarte en un tren turístico que recorre el parque.

Crystal River

A una hora y media de Orlando se encuentra Crystal River, una localidad de la que quizás no hayas leído o escuchado nunca, pero que guarda uno de los mayores tesoros naturales de Estados Unidos y quizás de todo el continente americano.

Este santuario recibe anualmente a decenas de manatíes en sus ríos cristalinos. Y es que además de ser el hogar de estos mamíferos marinos, es un centro de turismo de aventura.

Uno de los lugares más recomendables para hospedarse es el Plantation, pues se encuentra a la orilla del Crystal River y del Kin’s Bay, uno de los lugares donde no sólo podras observar a estos sirénidos, sino que también podrás nadar con ellos en su hábitat natural.

Esta experiencia es única y para muchos puede convertirse en una terapia e incluso en un momento para volver a conectarse con la naturaleza y así recapacitar sobre lo que el ser humano puede hacer para conservar el planeta Tierra y a todos sus habitantes.

Este paseo puede realizarse todo el año aunque tu experiencia puede variar dependiendo de la época en la que visites Crystal River.

Conéctate con la naturaleza

A pesar de su tamaño y que muchos pudieran temerlos, el nado entre manatíes es bastante seguro y es que son animales apacibles y lentos.

La mayor parte de su tiempo se dedican a comer, descansar y viajar. Los manatíes son mayormente herbívoros, sin embargo, en ocasiones pueden ingerir pequeños peces e invertebrados junto con la vegetación, la cual es la dieta normal de un manatí.

Se alimentan de una gran variedad de plantas emergentes, sumergidas y flotantes y pueden consumir el 10-15% de su peso corporal, a diario, en vegetación.

En invierno

El visitante podría temer sumergirse en las aguas del río pero, no se preocupen, la compañía turística aporta trajes de neopreno, chalecos salvavidas, gafas de agua y tubos para que su momento de convivencia sea único.

Lo más recomendable es que madruguen para que con la salida del sol los vean despertar y realizar sus primeros paseos en un entorno único. Hay que recordar que son una especie migratoria por lo que no siempre podrán verlos en grupos tan numerosos como en los meses de diciembre a marzo.

Ya en verano suelen desplazarse a otros territorios donde es más difícil la convivencia con ellos: Texas, Massachusetts, Alabama, Georgia y Carolina del Sur, e incluso en las costas y ríos de América Central y a lo largo de la costa norte de América del Sur, aunque su distribución en estas áreas es discontinuada.

Muy cerca de Plantation se encuentra el río Chassahowitzka, donde está ubicado un campamento que ofrece viajes en kayak y paseos en paddle board para adentrarse por riachuelos que llevan a lugares insospechados.

El destino perfecto para conectarte con la naturaleza. / Cortesía

Para realizar este tipo de tour es más que recomendable hacerlo en pareja o familia y, al menos, disfrutar una semana de estancia en estos parajes y del estilo de vida estadounidense, además de poder reconectarse con la naturaleza en un estado que es visitado por millones de turistas anualmente principalmente para conocer Orlando, Miami y Tampa.