Kia Rio Hatchback 2017, un coreano muy nacional

A este subcompacto hatchback lo conocimos en el Autoshow de París. Ahora, orgullosamente hecho en México, lo tenemos antes que nadie para compartir nuestra experiencia de manejo

Por Mario Rossi
Los faros tienen regulación interna de carga y éstos proyectan la luz de forma precisa y de manera importante. La parrilla ahora adelgazó y la entrada de aire se encuentra en la parte baja. | Kia
Kia Rio Hatchback 2017, un coreano muy nacional

Con una prueba relámpago, los amigos de KIA México nos prestaron el auto anticipadamente (antes de su lanzamiento oficial en febrero) para evaluar al Kia Rio en una prueba de manejo por más de 500 kilómetros y nos sorprendió.

El Kia Rio llega en su segunda generación a nuestro país, ahora es hecho en México, directamente de Pesquería, NL y listo para hacer su debut en todo el continente americano.

Destaca por fuera unas líneas más cuadradas y mejor resueltas en cuanto a diseño que su antecesor. El frontal es, sin duda, uno de los mejores exponentes en cuanto a la nueva cara que llevan los modelos KIA.

Kia Rio por fuera

Líneas exteriores bien definidas, con laterales simples que permiten lucir los rines de hasta 17 pulgadas que tiene el ejemplar evaluado. El portón,es grande y permite el acceso de maletas o bultos de gran tamaño, además de que la iluminación de los grupos ópticos es por LED, detalle que le confiere un plus de auto más caro.

Los grupos ópticos del Kia Rio dominan el portón, y este lleva cámara de reversa e incluso en la parte inferior, sensores de estacionamiento. | Mario Rossi Los grupos ópticos del Kia Rio dominan el portón, y este lleva cámara de reversa e incluso en la parte inferior, sensores de estacionamiento. | Mario Rossi

Por dentro

Los materiales han mejorado sustancialmente. Lucen correctos al tacto y a la vista. Lleva seis bolsas de aire, quemacocos, sensores de lluvia y luz, además la conectividad con sistemas Android y iPhone es de lo más sencillo e intuitivo. Incluso monta climatizador de doble zona de funcionamiento muy efectivo y asientos forrados en cuero.

Destaca un habitáculo más amplio en donde cuatro adultos viajarán de forma cómoda.| Mario Rossi Destaca un habitáculo más amplio en donde cuatro adultos viajarán de forma cómoda.| Mario Rossi

El manejo

La posición de conducción es muy buena, se domina el frontal y los espejos exteriores son convexos.  La versión evaluada lleva un motor de cuatro cilindros 1.6L de 121 caballos de potencia unido a una transmisión de seis velocidades automática. También hay manual de seis. Las reacciones del auto se notan más vivas que la generación anterior. Incluso con la pérdida de la inyección directa de combustible (ahora es multi puerto) el Rio acelera y recupera muy bien. Los frenos, de disco en la cuatro ruedas, trabajan de manera eficiente y no se fatigan rápido. El control del auto en frenadas de pánico es sobresaliente.

Finalmente, tenemos que destacar que en una conducción mixta, logramos hasta 14.7 km/l nada mal para un auto con transmisión automática.

Ampliamente recomendable.

Detalles a destacar

• Faros con iluminación LED

• Rines de 17 pulgadas

• Espejos exteriores plegables eléctricamente

• Llave de presencia y botón de encendido

• Manejo ágil, suave y silencioso

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo