Según Nina Teicholz la grasa no es como la pintan

En estos tiempos, donde lo fitness se ha convertido en un estilo de vida, llega una obra literaria que nos pone a repensar el concepto de la grasa animal. Se trata de una creación de la periodista Nina Teicholz, quien desde hace años se dedica a trabajar temas sobre las ciencias de la nutrición y pone sobre nuestras manos un obra que toca una tecla distinta en el mundo de la alimentación

Por Maryelin Reyes Bautista

Al momento de describirse, su primer calificativo fue periodista científica.

Nina Teicholz, la autora pelo claro y mirada serena, la defensora de políticas de nutrición basadas en evidencia y la mujer que durante 25 años fue vegetariana, conversó con Publimetro. Leamos qué tiene que decir sobre su más reciente planteamiento: La grasa no es como la pintan.

Nos llama la atención la imagen de portada. ¿Por qué una foto de un trompo con carne para tacos al pastor?

— Es un símbolo que representa a los mexicanos; el cómo se cree que la grasa de la carne es la que engorda y provoca enfermedades del corazón. El descubrimiento que hago en mi libro es que no es la grasa animal la que engorda sino probablemente la tortilla.
No es la grasa, ni la carne lo que hace daño, sino los carbohidratos de los acompañantes. Esa es la idea medular del libro que rompe con todo lo que hemos creído en los últimos 50 años.

La Grasa no es como la pintan 399 pesos cuesta la versión impresa de este libro y 159 la digital. / Cortesía

¿Por qué la grasa no es como la pintan?

— Porque en general la grasa animal no provoca enfermedades del corazón y la grasa generalmente no te engorda ni causa ningún tipo de enfermedad. Y eso no es lo que nos han dicho.
De hecho, es muy probable que la dieta baja en grasa alta en carbohidratos, ha dado lugar a algunas de las enfermedades contra las que se suponía nos iba a proteger. Esto, de acuerdo con un acervo creciente de evidencia.

En un mundo fitness, donde la grasa, como dices en tu libro, ha sido satanizada, ¿cuáles son las razones científicas que sustentan este planteamiento?

— La dieta baja en grasa se ha sometido a pruebas más que ninguna otra dieta en el mundo de la nutrición. En pruebas clínicas con más de 55 mil personas nunca pudo demostrarse que produjera beneficios, ni evitar muertes producidas por el cáncer, cardiopatías o la diabetes de tipo II, ni para ayudar a la gente a bajar de peso.

¿Crees que convertir la grasa en algo negativo ha sido una estrategia mercadológica o de la industria de la alimentación baja en calorías?

— No, mis investigaciones han mostrado que a partir de la década de 1960 en adelante los científicos realmente han considerado que una dieta baja en grasa reduciría las enfermedades y ayudaría a la gente a bajar de peso. Ciertamente algunas industrias se  benefician con las dietas altas en carbohidratos y bajas en grasa, pero fueron los expertos mismos quienes propusieron esta idea e incluso alentaron a las empresas a producir estos alimentos. Todo con base en una hipótesis errónea.

Tres razones para leer este libro:

— 1.  Si tiene que perder peso o lucha contra alguna enfermedad del corazón o diabetes tipo II, este libro le abrirá los ojos acerca de lo que constituye una dieta sana.
2. La historia que narra este libro podría ser uno de los casos más sonados en la historia, en que la ciencia se ha equivocado, con consecuencias devastadoras a la salud humana. Si le interesa la ciencia y el conocimiento de la verdad, este libro le parecerá increíble.
3. Mi descripción favorita de mi libro fue la reseña de The Economist, que dijo que era un libro en el que uno no podía dejar de darle la vuelta a las páginas, que no podía soltarse.  Entonces si le gustan las buenas novelas policíacas, este libro es para usted.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo