Estos son los secretos de un orador efectivo

Una de las más importantes habilidades de un buen líder es saber cómo hacer llegar un mensaje de la forma más efectiva posible, por eso saber hablar en público es fundamental

Por Publimetro México

No existe buen líder que no sepa comunicar un mensaje de la manera adecuada. Es decir, el buen liderazgo y el mensaje, van estrechamente relacionados, ya sea en una empresa, en política o en cualquier organización que requiera una voz de mando. Hablar y hacer valer nuestras palabras depende de nuestra habilidad para generar mensajes relevantes, interesantes, memorables y convincentes.

Pamela Jean Zetina, especialista en persuasión, comportamiento no verbal y comunicación estratégica, comparte los mejores consejos para construir mensajes poderosos,  conmovedores y que llevan a la acción.

"La congruencia y la consistencia son las principales claves de los oradores extraordinarios”

Lo que haces y lo que no

La congruencia y consistencia son las principales claves de los oradores extraordinarios. Piensa en tu discurso como una experiencia y asegúrate de enviar un mismo mensaje a través de todos los canales sensoriales por los cuales tu público puede percibirte: tu voz, tu vestimenta, los colores que eliges, tu lenguaje corporal, tu apoyo visual, las herramientas que utilizas, tus palabras, tus gestos. No esperes a subir al escenario para entrar en personaje, desde que la gente te ve (aún si sigues sentado esperando tu turno) ya estás generando una primera impresión de ti.

El contacto visual

¿Has observado un discurso de Barack Obama? El ex presidente de EU dirige la vista a las personas cuando habla, lo que da un toque muy personal a su discurso e incluso les hace sentir como si le hablara a cada uno de ellos, dándole fuerza y sensatez a sus palabras. Pero más que solamente verlos a los ojos, un orador extraordinario entiende que debe mantener un diálogo con su público. Por lo que hay que estar alerta y observar las señales de la audiencia, lo que permite tomar mejores decisiones.

Las manos comunican

¿No te ha pasado que cuando oyes a una persona que mueve mucho las manos no puedes dejar de verlas y hasta pierdes el interés en lo que está diciendo? Sobre todo si sus ademanes no sirven para ilustrar lo que menciona. Eso es un error común que además de distraer puede transmitir ansiedad, nerviosismo, inseguridad y generar desconfianza. Las manos son un arma de doble filo, por eso hay que usarlas sabiamente, para hacer énfasis, complementar la información o reforzar visualmente una idea.

Recursos didácticos del orador

Existe la mala creencia de que cuando un líder tiene que apoyar su discurso con música, video o imágenes, no es un buen orador. Lo anterior es falso: vivimos en una época en que cada vez es más difícil mantener la atención de nuestra audiencia. Un orador extraordinario debe saber usar los recursos para mantener a su público atento.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo