Protégelos en vacaciones

Checa estos tips para viajar con tus hijos en el coche yen la playa

Por Tania M. Moreno

Durante este periodo de asueto existen algunas recomendaciones que debes tomar en cuenta para mantener sanos y salvos a tus pequeños. Ya sea durante el trayecto en carretera, en la playa o en alguna excursión, toma en cuenta estos consejos para que la experiencia sea divertida… y segura.

En el coche

Las sillas de retención infantil o asientos para el coche son necesarios para niños que miden menos de 1.45 metros, pues la principal causa de muerte de menores de cero a 12 años de edad es el impacto en la cabeza con el asiento delantero durante un choque automovilístico.

Utiliza el adecuado:

Recién nacidos: deben viajar en un asiento infantil instalado en el asiento trasero del auto en contramarcha, lo que ayuda a que su cuerpo permanezca firme en caso de golpe. El cinturón del dispositivo de seguridad debe colocarse en o bajo los hombros del bebé, y por ningún motivo se deben poner colchas u otra cosa entre el cinturón y el niño, ya que puede impedir la tensión completa del arnés. Estos menores tendrán que viajar en un autoasiento infantil con seguridad de cinco puntos que protejan las partes más fuertes del cuerpo del bebé: hombros, esternón y cadera. Este autoasiento soporta hasta los 18 kilos aproximadamente.

A partir de dos años: los niños pueden cambiar a un asiento convertible, su nombre se refiere a que pude estar colocado a favor o en contramarcha. La orientación delantera es recomendable hasta los 31.8 kg, pero siempre en el asiento trasero. Los cinturones del asiento deben quedar sobre los hombros o dos pulgadas arriba y el arnés debe quedar justo al cuerpo pero sin presionar exageradamente el pecho del pequeño.

De cuatro años: a partir de esta edad los niños pueden ir en un asiento de seguridad elevado, en la parte trasera del auto y siempre viendo a favor de la marcha. En este caso el cinturón de seguridad debe quedar sobre las partes más fuertes del cuerpo de manera justa bajo el hueso de la cadera, sobre los muslos del niño; y la correa del hombro debe cruzar el centro del pecho y el hombro.

Más grande: finalmente, si tu pequeño mide más de 1.45 m ha llegado el momento de utilizar el cinturón de seguridad, sobre todo si ya no cabe en el asiento convertible y no puede estirar sus piernas cómodamente o está encorvado. Para un mejor uso del cinturón de seguridad, recuerda que éste deberá quedar ajustado sobre la parte superior de los muslos, no en el estómago; y que las correas de hombro deben quedar sobre el pecho y los hombros, no sobre el rostro o en el cuello.

Del sol

La protección sólar es parte de los cuidados que debemos tener todo el tiempo con los menores, y no sólo durante Semana Santa, ya que incluso en los días nublados los rayos UV pueden provocar eritema (enrojecimiento en la piel), envejecimiento prematuro y,a la larga, cáncer en la piel, señaló el brand manager de Hawaiian Tropic y Banana Boat, Ignacio Azcárate Terroba. Al elegir un protector para los niños, hay varias cosas que se deben tomar en cuenta:

Contra elementos: después de aplicarse, hay varios factores que hacen que el protector se caiga, como el mar, el agua, la alberca, el aire y la arena. “Es común que los niños hagan mucha actividad, por lo que es importante que su protector solar sea resistente al agua y al sudor”, dijo Azcárate, quien recomienda el Banana Boat Aqua Protect Kids, que da protección hasta por cuatro horas y tiene además una versión en spray, lo que facilita su aplicación.

Alerta: el directivo señaló que lo importante es verificar el Factor de Protección Solar (FPS) del producto, pues éste es el grado de protección que ofrece. La máxima presente en el mercado mexicano es de 50+ FPS.

Un plus: otro factor importante al elegir un protector solar son los beneficios adicionales que ofrecen, pues hay algunos que además de la duración, brindan un cuidado extra para la piel sensible o contienen un producto que funciona como una capa entre la piel y la arena, lo que facilita la limpieza del menor en el caso de las vacaciones en la playa.

Al navegar: cuando sales a navegar el sol es especialmente fuerte para la piel de un bebé, porque los rayos UV vienen de arriba y también se reflejan del agua. Si es tu caso, asegúrate de aplicar una loción con un alto FPS que también sea resistente al agua, como Baby FPS 50. Recuerda consultar a un médico antes de exponer a bebés menores de seis meses al sol.

Sé precavido: los expertos de Hawaiian Tropic recomiendan evitar a toda costa la exposición solar al mediodía, ya que es la hora donde los rayos del sol entran directamente y dañan más la piel.

Toma en cuenta: la intensidad de los rayos UV del sol a un metro de profundidad bajo el agua es del 40% si se compara con la de la superficie, por eso es importante usar un protector solar resistente al agua.

Para los más sensibles: algunos niños tienen una piel sensible a los protectores solares, por ello los especialistas recomiendan utilizar lociones sin olores e hipoalergénicas para reducir el riesgo de reacciones alérgicas

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo