Estilo de vida

Las tejedoras de Hueyapan, una tradición golpeada por el terremoto en México

Las tejedoras elaboran gabanes, producto por el cual recibieron su nombre popular, y que se remonta a los momentos en los que las mujeres debían probar que sabían manejar el telar para poder casarse.

Por EFE

Las tejedoras del poblado de San Andrés Hueyapan están acostumbradas a vivir a la sombra del Popocatépetl, uno de los volcanes más activos de México, pero el 19 de septiembre otro fenómeno les sorprendió, el potente terremoto que les causó grandes pérdidas en su actividad.

Estas mujeres, también conocidas como las "gabaneras" de Hueyapan, mantienen una tradición emblemática del central estado de Morelos. Para su trabajo, emplean el llamado telar de cintura, que se amarra a un árbol o un poste.

El sismo magnitud 7,1 derribó por completo la mitad de la casa de adobe de la artesana Araceli Soberanes, en la que vivían cuatro miembros de la familia. Con ello, se mojaron y echaron a perder varias de las piezas de lana que tenía prácticamente terminadas.

"Estas piezas son muy delicadas, al mojarse, se descomponen y ya de hecho no tienen remedio", lamenta.

Además de perder el cuarto en el que trabajaba, Araceli dice a Efe que tuvo unas pérdidas estimadas en 10.000 pesos (unos 536 dólares) solo en material.

En el municipio de Tetela del Volcán, el terremoto "nos afectó mucho; nunca habíamos pasado por esto. Se han sentido sismos, pero leves, y esta vez sí fue mucho", relata.

Las tejedoras elaboran gabanes, producto por el cual recibieron su nombre popular, y que se remonta a los momentos en los que las mujeres debían probar que sabían manejar el telar para poder casarse.

Pero su producción no acaba aquí, ya que con la lana también crean rebozos (mantillas cortas), monederos, carteras, gorros y bolsas de mano.

Loading...
Revisa el siguiente artículo