Destacado TV

Lo que debes y no debes hacer al conducir con lluvia y en pavimento mojado

En realidad, es en estas situaciones donde todo cobra importancia: desde el mantenimiento del vehículo hasta tu capacidad para estar alerta, por ello, te compartimos todo lo que debes hacer para que no corras riesgos al conducir bajo estas circunstancias

Por AutosRPM

Empiezan las temporadas de lluvias y es indispensable extremar precauciones. El conducir con lluvia va mucho más allá que simplemente reducir la velocidad, aunque sí es una parte esencial.

En realidad, es en estas situaciones donde todo cobra importancia: desde el mantenimiento del vehículo hasta tu capacidad para estar alerta.

Por ello, te compartimos todo lo que debes hacer para que no corras riesgos al conducir bajo estas circunstancias.

lluvia

– En el momento en el que empieza la temporada de lluvia, es necesario que revises los limpiadores, los hules, los faros, las luces traseras y de frenado, las intermitentes, las señales de giro, que los neumáticos no estén lisos ni desinflados.

– Además de reducir la velocidad, debes tomar el volante con las dos manos.

– Enciende las faros delanteros y si la lluvia es muy intensa, también las intermitentes.

– Ahora más que nunca, deberás usar las direccionales y dar aviso de cualquier movimiento que hagas.

– Deja el doble de espacio con el vehículo de enfrente, para tener mayor distancia de frenado.

Auto en lluvia

– Si es necesario frenar, hazlo despacio. Recuerda que el vehículo pierde adherencia con el agua.

– Revisa a los lados y los espejos retrovisores constantemente.

– No asumas que los otro autos te ven. Recuerda que hay vehículos que sus desempañadores no funcionan correctamente.

– Desactiva el control de crucero.

– Para aumentar la tracción, reduce la velocidad y acelera suavemente.

¿A cuánto debes reducir la velocidad? Según expertos, incluso con 20 km/h los neumáticos ya pierden adherencia y contacto con el piso.
Qué hacer si tu auto se patina

Dirige tu mirada hacia donde quieres ir. Recuerda esta regla básica: donde pones el ojo, pones el coche.

No abuses del frenado. Por el contrario, lo que debes hacer es elevar la tracción y conservar el equilibrio.

¿Cómo lograrlo? Mirando hacia donde quieres ir y moviendo la dirección para lograrlo. Evita dar giros bruscos.

En términos generales, tus maniobras y movimientos deberán ser más lentos, concentrándote en una cosa a la vez.

Y recuerda: no te dejes presionar por vehículos que desean rebasar o manejar a un ritmo más elevado.

TAMBIÉN TE RECOMENDAMOS:

Regalos automotrices para el Día del Padre

¿Aún no tienes el regalo para este día del padre? Seguramente ya sientes la presión por encontrar ese detalle que ilumine el rostro de papá este domingo. Si tu presupuesto está en un rango medio, y quieres obsequiar algo distinto, no te pierdas estas ideas

Loading...
Revisa el siguiente artículo