Nuevo estadio obligaría a Sinergia extender contrato con la UANL

De no ampliarse, el estadio no podría ser una realidad

Por Israel Salazar

Luego de que se diera a conocer los posibles proyectos para el nuevo estadio donde jugarían los Tigres, Sinergia Deportiva podría ampliar por 30 años más el convenio que le da la facultad de administrar al equipo de la Universidad, para dar la posibilidad de tener una nueva casa.

El Presidente de los Tigres, Alejandro Rodríguez explicó que los inversionistas que están interesados en la construcción del inmueble, necesitan que este convenio de alargue, para que la edificación pueda realizarse.

“El nuevo estadio necesita 30 años, y lo quieren hacer con Sinergia Deportiva, para que haya nuevo estadio necesitamos aumentar y eso esta en la mesa también, entonces son dos cosas muy distintas, uno es un estadio y otro es un contrato actual que termina en el 26.

“Si no hay la extensión de 30 años, no hay estadio”, explicó.

La Universidad y Sinergia revisan cada 10 años el contrato, por lo que será el próximo octubre que se trate el tema ya sobre la mesa con el Consejo Universitario.

“Si la Univerisdad ve con buenos ojos un nuevo estadio, si la Universidad no tiene los fondos para hacer un nuevo estadio, si los inversionistas quieren venir y ofrecernos un nuevo estadio, los inversionistas lo que necesitan es que el equipo Tigres sea el ancla y de ahí ellos van a traer otros espectáculos deportivos y de otra índole, para que la inversión sea productiva”, comentó.

El Inge explicó que el club no es quien comanda el proyecto ya que el nuevo estadio no pertenecería a Tigres, ni a la universidad.

“Nosotros somos invitados a eso, y nosotros lo que estamos viendo en esa invitación que le corresponde a Sinergia Deportiva, porque nosotros vamos de inquilinos a un estadio nuevo, no sería nuestro estadio”, dijo.

La fotografía que circuló ayer en redes sociales, sobre la maqueta del nuevo estadio que se proyecta también en el Rio Santa Catarina ente el Parque Fundidora y el Parque España, obedece a una imagen que circuló en 2008, cuando el estadio se ofreció para que jugaran Tigres y Rayados.

“No es nuevo, no nació ayer, esto tiene ya tiempo y obviamente nosotros no somos parte integral del proyecto, los primeros intentos que hicieron se acercaron a los dos equipos, querían a los dos equipos”, declaró.

Para que el proyecto se lleve a cabo, se necesita que todas las partes estén conformes con la integración de la obra.

“Todos debemos poner nuestro granito de arena, la buena voluntad el buen deseo para que cada quien se sienta tranquilo y confortable de que eso es bueno para todos, y nadie se va a llevar nada, porque hay un inversionista que está arriesgando su dinero y que está tratando de armar una estructura que sea buena para nosotros, para la universidad y que sea buena para ellos” manifestó.

Lo único que adelantó el presidente de los felinos, es que será un estadio de primer nivel, en donde se proyecta no sólo el fútbol sino otro tipo de eventos.

“No es un estadio cualquiera, estamos hablando de un estadio que va a tener repercusiones mediáticas y de toda índole, de tener juegos de la NFL ya contratados cada año de la Liga no de pretemporada, tener juegos de otros deportes, tener espectáculos, estamos hablando de algo de transcendencia”, dijo.
 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo