Atleta rusa es despojada de medalla en campeonato europeo por dopaje

Irina Maracheva perdió su medalla de 2012 por estar involucarada en los casos de dopaje del atletismo ruso

Irina Maracheva fue despojada de su medalla de plata en los 800 metros del campeonato europeo de 2012, uno de los cuatro casos de dopaje anunciados el lunes que involucran a atletas rusas.

Las sanciones están entre las primeras impuestas por el Comité Olímpico de Rusia, que ha ganado autoridad sobre la federación rusa de atletismo, luego que en noviembre pasada fuera suspendida de participar en toda competición global por acusaciones de dopaje sistemático.

Maracheva fue suspendida por dos años, hasta enero del 2017, y perderá su medalla de plata de la justa europea a causa de una muestra sospechosa de sangre que dio entonces, dijo la federación atlética rusa.

Originalmente, Maracheva finalizó tercera en la final de los 800 metros en 2012, pero se le adjudicó la plata cuando su compañera rusa Yelena Arzhakova fue despojada de la medalla de oro por dopaje.

La británica Lynsey Sharp, que recibió el oro, colocó una foto en Twitter el lunes, de ella con Maracheva y Arzhakova y el comentario: “¿Se acuerdan de aquella vez cuando yo era la única atleta limpia en el podio?”.

Con Maracheva descalificada, su medalla de plata queda en manos de la bielorrusa Marina Arzamasava. La ucraniana Liliya Lobanova recibirá el bronce.

Varias otras corredoras rusas de los 800 metros han sido suspendidas en años recientes o enfrentan investigaciones por dopaje, incluyendo la campeona olímpica Mariya Savinova y la medallista de bronce Ekaterina Poistogova, quienes aparecen en un video grabado de forma encubierta presuntamente discutiendo dopaje.

La marchista Anna Lukyanova fue suspendida por dos años y despojada de su medalla de plata del campeonato mundial juvenil del 2010. Se suma a una lista de más de 30 casos de dopaje en años recientes vinculados con el centro nacional de marcha de Rusia, en la ciudad de Saransk.

Recibieron suspensiones de cuatro años Maria Nikolaeva, especialista en los 800 metros, y Elena Nikulina, que corre los 400.

Los casos de Maracheva, Lukyanova y Nikolaeva se basaron en datos de sangre del sistema de pasaporte biológico de la IAAF. A Nikulina se le detectó el esteroide prohibido turinabol en la competencia colegial rusa, dijo la federación. Los pasaportes biológicos dependen de múltiples muestras de sangre de varios años.

La entrenadora de Maracheva dijo a la agencia noticiosa estatal rusa Tass que la atleta era inocente y tenía valores inusuales en la sangre a causa de una lesión en la cabeza sufrida cuando era niña.

“Sus indicadores en la sangre varían fuertemente a elevada altitud”, dijo Zamira Zaitseva.

El lunes, la federación rusa dijo que una entrenadora, Lyudmila Fedoriva, había sido suspendida por cuatro años por “falsificación” relacionada con pruebas de dopaje, sin dar más detalles.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo