“Directivos mañosos quieren sacar provecho”: Lampros Kontogiannis

El mexicano habló con Publisport sobre el maltrato psicológico que sufrió en Perú por parte de su club, debido a una operación futbolística que no se concluyó

Por Ana Laura García

El defensa originario de Colima, Lampros Kontogiannis, defendió los colores de América, Tigres, Orizaba y Correcaminos, pero tuvo que dejar el futbol mexicano para buscar una oportunidad que lo regresara a un equipo de primera división, el cual lo consiguió en Liga de Perú con el FBC Melgar, pero tras dos años de defender los colores de los rojinegros y obtener un título, jamás imaginó que el club le daría la espalda a consecuencia de los malos manejos que existen en el futbol.

En una entrevista a Publisport, Lampros platicó sobre el infierno que ha vivido en las últimas semanas; a pesar de estar separado del equipo, el mexicano espera solucionar todo y permanecer  con “los Characatos”.

¿En qué momento de tu carrera futbolística te encuentra Lampros Kontogiannis?
—En este preciso momento estoy pasando por algo muy malo, que no se lo deseo a nadie. Por directivos mañosos que quieren sacar provecho del jugador sin gastar un solo peso. Son cosas que pasan espero se solucione lo antes posible.

Respecto al tema, ¿La inconformidad del club fue directamente con Juan Reynoso (entrenador) y tú, debido a tu visita a México con fines de buscar un equipo acá?

—No para nada, Juan y el club exactamente sabía lo que se hacía, incluso ellos mismos negociaron directamente mi pase. Al caerse la operación por culpa de un representante (Carlos Delgado) es donde vienen las represalias y es donde todo se viene abajo.

Si Carlos Delgado es un viejo conocido del Melgar, ¿Entonces en qué momento comenzaste a sufrir esas situaciones de maltrato? Si al final estaban enterados de lo que hacias
—Al caerse la operación. Como yo tengo contrato por todo el 2016 me tenia que regresar y entrenar para que no existiera incumplimiento de contrato. Desde el primer día hasta la fecha he tenido problemas con el equipo, como: sacarme a la calle a correr, entrenar solo, a veces no me dan ropa de entrenamiento y me dicen que use mi propia ropa; entreno en horarios extraños como a las 06:00 horas, no llevarme con el equipo en la presentación del plantel. Son muchas cosas que he pasado estos nueve días. Ha sido algo triste para mi y mi familia.

¿Entonces en este momento te encuentras “separado” del club?
—Así es, de toda actividad del primer equipo separado. En diferentes horarios, diferente ropa y a veces hasta diferente sede de entrenamiento. Es algo que me duele muchísimo ya que estos últimos 2 años fueron muy buenos para mí en lo profesional dándole al club hasta dos títulos y pasar por este momento me duele. Es algo que no se lo deseo a nadie, ya que todo futbolista lo que más quiere es estar feliz y estar concentrado para el fin de semana.

¿Tu fin es incorporarte de nuevo o terminar la relación con el club?
—La verdad sería incorporarme de nuevo. Soy feliz en este club donde me han tratado de maravilla y estoy bien identificado con la gente, a la hinchada solamente decirle que gracias por todo su apoyo y que siempre seré uno más de esta afición. Sólo pienso en estos momentos jugar para Melgar y jugar libertadores vistiendo en este club.

¿Crees que el jugador no tienen libertad de expresión? Así como le abría ocurrido a la futbolista Charlyn Corral con la Selección mexicana femenil.

—Podría ser, ya que siempre un deportista de cualquier disciplina habla, pero siempre sale un directivo a callar o a mal interpretar. Para mí ella es una de las mejores en su disciplina y no ser considerada para algo que se lo ha ganado a pulso es injusto. A veces uno como persona debe de decir lo que siente para de una manera desahogarse.
 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo