Lavalle el único mexicano que ha dado la cara en AMT

Uno de los mejores tenistas nacionales de la historia, también brilló en el abierto mexicano

Por Pablo Vázquez Rivera

Poco muy poco brillo han ofrecido los tenistas mexicanos en 22 años del abierto, tanto en la rama varonil como femenil, los triunfos sólo le pertenecen a un jugador; aunque sí existen algunos pequeños pasajes de búsqueda de gloria de los exponentes nacionales en este certamen.

Leonardo Lavalle se coronó en dobles en dos ocasiones, conquistó dos títulos en la modalidad de dobles; el primero en 1993 al lado del brasileño Jaime Oncins, y el segundo dos años después junto al argentino Javier Frana.

Precisamente en la edición de 1993 Lavalle enfrentó a Jorge Lozano y al argentino Horacio de la Peña, siendo dos mexicanos en la final de un dobles.

Otra de las participaciones destacadas de un mexicano en el abierto, quizá la mejor en el singles fue para Oliver Fernández quien ha sido el que más lejos ha llegado cuando disputó la Semifinal en 1993.

El cordobés cayó ante el futuro tetracampeón del Abierto Mexicano, al austriaco Thomas Muster, por 4-6 y 4-6. En 1997, Luis Enrique Herrera y Mariano Sánchez perdieron la Final de dobles, al igual que en 1998 David Roditi haciendo pareja con el argentino Daniel Orsanic. Desde ahí, ningún mexicano ha vuelto a disputar un trofeo en ninguna de las categorías.

Con la mudanza del abierto a Acapulco, y con el alto rezago del tenis mexicano este ha sido un torneo en el que hay gran organización pero muy poca oposición de parte del contingente de tenistas nacionales.

Loading...
Revisa el siguiente artículo