UFC 199: Los ánimos están "calientitos" entre Luke Rockhold y Michael Bisping

Rockhold y Bisping se volverán a ver las caras en la pela estelar de UFC 199 este sábado en Los Ángeles y entre los dos hay cuentas pendientes

Por Sergio Meléndez

En la pelea estelar de UFC 199 entre Luke Rockhold y Michael Bisping está en juego algo más que el título mundial de peso medio del UFC: el orgullo.

Rockhold y Bisping se volverán a ver las caras un año y medio después de su primer combate en el que Luke salió victorioso en una pelea muy polémica pues Michael se quejó de varios cabezazos.

Tras la lesión del retador original Chris Weidman, las cosas se acomodaron para que Bisping surgiera como nuevo contendiente al título mediano en poder de Rockhold.

Y claro, entre estos dos viejos conocidos hay cuentas pendientes:

“Aquella vez trataste de llevarme al suelo en el primer round. Si eres tan bueno boxeando, ¿por qué trataste de tirarme? Luego me diste un cabezazo y eso cambió el curso de la pelea. Pero bueno, sigamos adelante”, le dijo Bisping a Rockhold.

“Michael, puedes decir lo que quieras, obviamente en aquella pelea yo estaba concentrado e hice lo que tenia que hacer en el segundo round. Si fueras tan bueno para pelear como lo hace para hablar, sería diferente”, le contestó el campeón.

Las cosas se pusieron intensas cuando Luke le apostó sus ganancias a Michael.

LR: “Hey Mike teníamos un trato, una apuesta, pero siendo el hombre que eres no la aceptaste”.

MB: ¿Cuál apuesta?

LR: Sabes exactamente a qué apuesta me refiero, la puse sobre la mesa.

MB: ¿Qué apuesta? No tengo idea

LR: Eres muy mari… para aceptarla.

MB: ¡Soy muy mari… para tomarla y también lo soy para patearte el maldito trasero y ser noticia. Nada de ti me asusta. Pelearé contigo, apostaré contigo, haré lo que quieras en cualquier terreno. No se de que maldita apuesta estás hablando, es más, creo que ni tu sabes de lo que hablas.

LR: Te aposté mis ganancias, te propongo intercambiar bolsas. Apuesto todas mi bolsa si no puedo pasar del primer round.

MB: Mi bolsa es probablemente el doble que la tuya.

LR:  En esta pelea voy a ganar mucho más que tú.

MB: No lo creo.

LR: Claro que sí.

MB: Esta bien amigo. Mientras tu crees eso yo estoy sentado en mi mansión mientras que tu lo haces en un pequeño departamento.

Ya un poco más calmados los ánimos, Bisping trató de tranquilizarse y enfocarse en la pelea, dijo que está listo para el reto y para tomar el cinturón de campeón.

“Como siempre lo digo, todas las peleas son diferentes, ahora estoy satisfecho con mi velocidad y con mi estilo de lucha, voy a salir a pelear con un plan diferente a la primera pelea. Luke no es Superman, es humano, lo he detenido antes y eso puede pasar otra vez. Voy a corregir errores, estoy muy confiado y seguro, Luke lo está también, es el campeón pero nada de él me asusta”, dijo.

Incluso, tachó al campeón de débil en la parte mental:

“La presión está sobre Luke, él muy débil mentalmente, yo subiré al octágono y haré lo que sé, no tengo ninguna presión. Todos esperan que pierda y eso me beneficia, me hace sentir bien, no me voy a enganchar. Estoy muy seguro, en gran forma, saldré y le mostraré al mundo de lo que soy capaz”.

Pero el monarca volvió a tomar la palabra y muy molesto arremetió contra Bisping y de nuevo empezó el intercambio de insultos:

“Voy a salir y callarle la boca a Mike, ya lo hice con él, con Weidman, con Jacare y de nuevo lo volveré a hacer. Mike es un tipo rudo, tiene bolas por haber tomado esta pelea pero esto no es un cuento de hadas, voy a dominarlo como nunca antes, lo voy a vencer. Ya tuvimos una pelea pero esta terminará peor para él. Te lo has ganado, te voy a dar crédito. le ganaste a un campeón como Anderson Silva, probablemente ganaste bien pero no eres el campeón. Te voy a humillar, escucha mis palabras”.

MB: Escucha, no tengo nada contra ti, somos competidores, estamos dentro de la misma división. Tienes una victoria sobre mi y quiero rectificar eso. Creo que eres una buena persona pero escúchame, quiero ganar ese cinturón y tengo que vencerte, quiero redimirme. No me subestimes.

LR: No te subestimo, se perfectamente quien eres y lo que eres capaz de hacer, sé lo que harás. Esa es la diferencia, siempre se lo que van a hacer mis rivales.

MB: Sí, lo que haré es golpearte en la cara, ¿qué harás? patearme la cabeza? Eres muy limitado.

LR: No necesito patearte, no necesito mi jiu jitsu, te noquearé con mis golpes. tendrás una mala noche amigo.

Así que la función de UFC 199 está muy caliente, veremos qué pasa.

TAMBIÉN PUEDES VER:

Revive las mejores frases de Muhammad Ali

¡Adiós a la leyenda del boxeo! Muhammad Ali muere a los 74 años

¡Los memes de inauguración de la Copa América Centenario!

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo